Rupil nació en la ciudad de Barcelona, España, el 25/09/1994, pero rápidamente su lugar adoptivo fue Carlos Paz donde desde su niñez empezó a jugar al básquet cuando era mini en el Club Pesca de dicha ciudad. En su momento, a esa edad, su intención era pasar tiempo con los amigos, pero luego se convirtió en lo que hoy es su gran pasión.

El perimetral, pese a sus cortos 23 años, posee una amplia carrera: jugó en clubes como Instituto (Córdoba) – Harcum College (Filadelfia) – Justiniano Posse – Sarmiento (Chaco) – Huracán De San Justo (Bs As)  y su último paso fue en OTC de Oberá (Misiones).

Además de formar parte de la selección de Córdoba desde U17 a primera, fue convocado también a la Selección Argentina sub 17. Sus antecedentes en la última participación profesional con OTC en la Liga Argentina, donde a Ameghino, marcan promedios de 13,5 puntos, 30 minutos, 3,8 rebotes, 2,6 asistencias y  1,5 robos.

 

Las primeras palabras de Sergio Rupil como jugador del León, al ser consultado sobre esta nueva experiencia, fueron: “Esta categoría es muy dura y física, se juega un buen básquet y es súper competitiva. Hay que estar bien preparado física y mentalmente porque es muy larga y no da descanso”.

“Espero poder llevar al club a una mejor instancia que el año pasado y prepararnos para pelear por entrar a la final para ascender, creo que todo es posible siempre que tiremos para el mismo lado”, agregó.

Además, contó: “Mi llegada se dio por común acuerdo, conocía el club porque tenía varios amigos que jugaron aquí y siempre encontré comentarios positivos. Y además tenía las ganas de poder jugar más cerca de casa. Cuando el técnico y el vicepresidente se comunicaron conmigo para manifestar su interés supe que era una linda posibilidad para crecer y poder demostrar mi potencial en un club modelo”.

Con respecto a su rol dentro de la cancha, dijo: “Al equipo espero poder darle un ritmo de juego alto y muy vertiginoso. Soy un jugador al cual le gusta correr y ser intenso en todo momento como también me considero un muy buen defensor. Al ser un plantel joven deseo aportar mi cuota de pequeña experiencia hacia los más chicos y poder ayudarlos y guiarlos en lo que pueda”.

Por último, el escolta/alero brindó unas palabras para la gente de Ameghino: “A la gente quiero expresarle mi gratitud desde ya y decirles que vamos a dejar todo desde el primer día de pretemporada, para así poder brindarles una alegría en cada partido que disputemos. Y a su vez, poder contagiar esas ganas y entusiasmo para que asista la mayor cantidad de gente a la cancha”.

 

También se sumaron a Ameghino Estéfano Simondi y Manuel García

Estéfano Simondi:

El ala pivote nacido en Oliva el 22 de noviembre de 1996, mide 2,01 metros y viene de disputar las últimas dos temporadas de La Liga Nacional en Gimnasia de Esgrima de Comodoro Rivadavia. “Estoy contento de sumarme a Ameghino, y estar cerca de casa es un plus”, confió el jugador que ya se sumó a las prácticas.

Sobre su trayectoria contó que comenzó a jugar en Independiente Social Club Deportivo de su ciudad a los cinco años, y a los 17 dio el primer salto de su carrera al sumarse a Barrio Parque de Córdoba, donde estuvo dos años disputando el por entonces TNA. “Después me salió la chance de jugar la Liga, estuve dos años en Gimnasia de Comodoro y tenía muchas ganas de sumar más minutos y protagonismo, salió esta oportunidad y me pareció muy buena, además de que está cerca de casa”, relató quien también se desempeña como pivote.

Simondi aseguró que llega al León “para aportar desde lo defensivo” y confió que dialogó con Pablo Castro, DT del plantel, y que “me pidió que sea agresivo con el aro, que la idea es atacar siempre, con muchas transiciones. “Creo que me voy a adaptar bien, y sobre todo voy a defender, para jugar hay que defender”, aseguró.

Sobre la competencia, opinó que “la Liga Argentina es mucho más pareja” y subrayó que, en ese contexto, “Ameghino plantea tener un equipo muy agresivo defensivamente y competir contra todos de igual a igual, más allá de que vamos a ser un equipo joven”.

Estéfano dijo que conocer el proyecto que viene realizando el club “fue importante al momento de decidir venir”, y manifestó que “la estructura es muy buena y me quedé sorprendido por la cantidad de chicos reclutados que hay”.

Manuel García:

“Manu” se crió en una familia de deportistas (más cercanía al rugby o waterpolo) y su primer equipo fue Regatas de su ciudad de origen donde, de la mano de su padre, empezó a divertirse y aprender con el basquet a los siete años. Ahí jugó hasta los 17 años para después emigrar a Alma Juniors, donde estuvo dos años como juvenil en el desafiante Torneo Federal.

Su último año de juvenil estuvo en el mismo certamen, pero en Unión de Sunchales y con mucha más participación. Luego llegó a  Colón de San justo para jugar el Torneo Dos Orillas (Santa Fe, Paraná) y de ahí defendió, ya como ficha mayor, las últimas tres temporadas la camiseta de Atlético Tostado.

Participó de todas las selecciones de su ciudad desde juvenil y también en la de provincia de Santa Fe, lo que lo llevó a ganarse un lugar en la pre selección Argentina U17. En mayores jugó los interasociativos para Santa Fe, Rafaela y la Noroeste.

Como profesional, en el último torneo que disputó para Atlético Tostado, sus números reflejan 9.9 puntos, 3.4 rebotes y 6.8 asistencias por partido, pero uno de sus grandes salto de calidad fue en la 2016/2017 (fue rival de Ameghino), donde fue elegido en el quinteto ideal del torneo como el mejor base.

 “Mi llegada al club se dio a través de mi representante, yo al club lo conocía poco de haberlo enfrentado, pero todos siempre me hablaron excelente del club en todo sentido, pude hablar con los dirigentes y contactarme con Pablo Castro (entrenador jefe) y no tuve dudas de cerrar acá”, comentó el santafesino.

Además, agregó: “Mis expectativas son grandes, tanto grupales como individuales, más allá de que es mi debut en la categoría, me tengo mucha confianza y estoy tranquilo. Quiero entrenar durísimo y demostrar que estoy a la altura. No soy un veterano, pero si creo que tengo experiencia y espero poder demostrarla dentro de la cancha. En lo grupal, espero que formemos un buen grupo humano y tiremos todos para el mismo lado que es muy importante para que se den las victorias, poner al equipo delante desde lo individual es  fundamental”.

En cuanto al cambio de categoría y su primera vez en Liga Argentina, sentenció: “Se que es una categoría más física en cuanto a talla con respecto al Federal y también tácticamente es otra cosa. Espero que le vaya bien al equipo, y también aprender mucho y progresar como jugador, tanto en los juegos como en el día a día”.

“Soy un jugador que aporta mucha intensidad tanto en ataque como en defensa, en no dar ninguna pelota por perdida. Mi idea como base es siempre que el equipo juegue bien, se pase la bola y que todos seamos protagonistas. Mi perfil como base es armador, aunque si el equipo necesita gol también puedo hacerlo”, se describió.

Por último, el nuevo cerebro del “León” le dejó un mensaje para el hincha de Ameghino: “El mensaje para la gente del club es que vamos a dejar todo, esperemos que se sientan identificados con este grupo y puedan disfrutar de vernos jugar. Vamos a intentar dejar el club lo más alto posible cómo se lo merece”.

Informe: Prensa Ameghino

 

 

Artículo anteriorEidintas regresa a Deportivo Viedma
Artículo siguienteBurgos renovó con Español