En el día del 12º aniversario del histórico oro de Saitama, Jorge Garbajosa y Sergio Scariolo comparecieron ante los medios para anunciar la lista y la intendencia de la selección española de baloncesto de cara a la segunda fase de clasificación para el Mundial de China de 2019. El presidente y el seleccionador aprovecharon además para aclarar el nuevo escenario abierto con la compatibilización de cargos que tendrá el técnico, que recientemente anunció su acuerdo con los Toronto Raptors, de la NBA, para integrarse en el equipo de ayudantes de Nick Nurse.

Scariolo convocó a Sergio Rodríguez (CSKA) como principal refuerzo de un grupo sin jugadores nba para los partidos ante Ucrania (viernes 14) y Letonia (lunes 17) y confirmó su presencia en todas las ventanas con permiso de la franquicia canadiense. “Tengo la autorización de mi club, mediante un mecanismo interno, para volver y estar presente en todos los partidos de la selección”, aclaró el técnico sobre su proceder profesional a partir de ahora. El calendario NBA comienza el 17 de octubre y se prolonga en su temporada regular hasta el 11 de abril del año próximo. Superada la ventana de este mes, en ese periodo la selección disputará dos partidos a finales de noviembre y otros dos en febrero. Según lo pactado, Scariolo estará en todos.

“Que la negociación llegara a buen puerto no ha sido una cuestión de porcentajes de cesión entre Toronto y la Federación sino de creer y de querer”, explicó Garbajosa. “Por su capacidad de trabajo y por su capacidad intelectual y profesional, Sergio es capaz de compatibilizar los cargos perfectamente. Tenemos lo que queremos porque estará con nosotros en todos los compromisos oficiales y amistosos”, incidió el presidente de la FEB.

Se congratuló Garbajosa por haber mantenido al seleccionador más laureado del baloncesto español, con seis medallas en siete torneos, y el tercero más longevo tras ocho años en el banquillo sumando sus dos etapas (de 2009 a 2012 y de 2015 hasta ahora), solo por detrás de los históricos Antonio Díaz Miguel (1965-1992) y Lolo Sainz (1993-2001). Una pieza clave en un recorrido memorable, “no solo por los éxitos, sino por cómo se ha empapado de la filosofía de la casa y por su compromiso”, detalló Garbajosa.

A pesar de la sobrecarga de trabajo y kilometraje (6.000 kilómetros entre Toronto y Madrid), Scariolo solo sumó ventajas a su nueva agenda. “Conozco mucho mejor a todos los jugadores de presente y de futuro respecto a la primera etapa en la que compaginé cargos (en 2009 y 2010 con el Khimki y en 2011 y 2012 con el Olimpia Milán). Además, podré incorporar al trabajo con la selección metodologías, sistemas y detalles del mejor baloncesto del mundo”, desarrolló Scariolo. “La aportación será de un nivel superior. Voy a la NBA para aprender y para enriquecerme de conceptos”, completó el técnico antes de aportar detalles sobre la configuración de una lista con un solo jugador por cada equipo de Euroliga —Santi Yusta (Real Madrid), Ilimane Diop (Baskonia), Pierre Oriola (Barcelona) y Oriol Paulí (Herbalife Gran Canaria)—.

“En cada ventana recibo la pregunta de si ha sido la lista más difícil de confeccionar, por algo será”, señaló el seleccionador sin ánimo de recopilar el proceloso camino abierto por el nuevo calendario de FIBA. “Ojalá estuviesen siempre todos, los nba incluidos, pero la línea que hemos seguido es la de no forzar las situaciones. Estoy muy cómodo e ilusionado con los jugadores con los que venimos trabajando en las tres primeras ventanas y además incorporamos una inyección de calidad con Sergio Rodríguez. Es una alegría que esté”, detalló. Las dificultades del reclutamiento de Scariolo se extienden al cuerpo técnico puesto que los clubes de la ACB no han liberado a sus entrenadores, que ya están en la pretemporada de sus equipos. En ellos no cabe la duplicidad de trabajo que iniciará a partir de ahora el seleccionador.

Fuente: El País – España

Artículo anterior«Tomé la mejor decisión»
Artículo siguienteAmado es el nuevo refuerzo de Ciclista