Deportivo Viedma 112-100 Atenas

Deportivo Viedma trabajó tiempo extra y se quedó con un clásico muy peleado frente a Atenas de Patagones. Fue 112-100 tras igualar en 91, con una gran tarea colectiva. El equipo dirigido por José Luis Pisani ganó un partido clave para seguir en la cima de la Zona Sur.

Keyron Sheard con 21 tantos (5/7 en dobles), Pedro Franco con 20 puntos (4/5 en triples) y Maxi Tabieres con un doble-doble (15 puntos y 10 rebotes) fueron los mejores de Viedma. Además, se destacaron Francisco Centeno (16 puntos), Ayan Carvalho (13 puntos, 9 rebotes y 3 asistencias), Matías Eidintas (13 puntos, 6 rebotes y 3 robos) y Seba Mignani (13 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias).

El partido fue muy igualado y ninguno se sacó grandes diferencias durante el desarrollo del juego. Recién en el suplementario, el Depo Viedma clavó un parcial de 11-0 para quedarse con el partido.

El inicio del pleito fue peleado. Sheard y Emiliano Agostino (goleador del partido con 34) fueron los mejores. Se Sumó Mignani desde el banco. El primer cuarto terminó 18-17 para el local.

El segundo periodo arrancó con Agostino encendido. Con un par de bombas lo dio vuelta para Atenas (22-26), pero Viedma respondió con un buen parcial y recuperó el liderazgo (33-26). En el medio le sacó la 4° falta a Lotanna Nwogbo, que tuvo que ir al banco.

La paridad siguió en la segunda mitad. Centeno y Tabieres sacaban diferencias en la pintura y sostenían el ataque de Viedma. Con una bomba de Franco, Viedma sacaba 9 de luz (72-63).

Pero el elenco local se secó. Atenas metió un parcial de 14-2 y lo dio vuelta (74-77) con triples de Ariel Pau, Santiago Ibarra y Agostino. Ahí apareció Franco. El capitán de Viedma le sacó la 5° falta a Nwogbo y en la siguiente lo empató en 77.

El partido entró en un gol a gol intenso. Sheard tuvo la última bola, pero no pudo zafar de la marca y el partido se fue a alargue (91-91).

En el tiempo extra, el local manejó los hilos del juego. Metió un parcial lapidario de 11-0 con buena tarea de Centeno, Carvalho y Eidintas para desatar el festejo en el Cayetano Arias.

Informe: Prensa Deportivo Viedma


Rivadavia 59-67 Del Progreso

Rivadavia no pudo en casa ante Del Progreso. Los Naranjas cayeron ante los rionegrinos por 67 a 59, en una noche con goleo bajo y defensas férreas. Walters (14 puntos) y Brizuela (11 tantos) fueron las destacados en la visita, mientras que Grenni fue el mejor de Rivadavia.

Desde el inicio se notó un juego muy defensivo y con goleo bajo. Grenni era la única vía efectiva desde 6,75 metros para Rivadavia y gracias a su individualidad, Rivadavia ganaba el primer chico por cinco (16-11).

Facundo Lazcano también aportaba lo suyo en la zona pintada, siendo el destacado del segundo período. Del Progreso seguía apostando a una defensa férrea, sin permitirle tiros cómodos al Naranja. Fue en el cierre del cuarto y sobre la chicharra, que Federico Grenni desde su propio aro lanzó con una sola mano y convirtió un triple que levantó a todo el estadio (32-27).

En el complemento, la visita salió con todo. Walters y Brizuela se pusieron el equipo al hombro y Del Progreso pasó al frente. Rivadavia sólo pudo marcar siete tantos en todo el período y la media cancha esteña empezaba a frustrarse (39-46).

Los nervios le jugaban en contra al elenco de Minelli (dos antideportivas), que seguía sin levantar cabeza y los rionegrinos acariciaban el triunfo. Sin embargo, se le abrió el aro a Bernardini y a Arancibia en el final y Rivadavia se ponía a seis (54-60), a falta de 2´50´´.

Los Naranjas se ilusionaban con dar vuelta el marcador, pero un triple de Brizuela a falta de 1´41´´sellaba la historia. No le quedó tiempo a los esteños que perdieron una gran oportunidad de continuar en lo más alto. El próximo juego será nuevamente como local pero ante Deportivo Viedma el día jueves, cerrando la primera fase y la ilusión de ambos equipos de clasificar al Súper 4.

Informe: Prensa Rivadavia


San Isidro 73-48 Tiro Federal

San Isidro se impuso con autoridad frente a Tiro Federal 73-48, en un nuevo encuentro por la Conferencia Centro Norte de la Liga Argentina, disputado en la madera del estadio “Severo Robledo”.

Los dirigidos por Sebastián Torre dominaron el juego desde el arranque, y mantuvieron esa solidez y ese nivel de juego, a lo largo de todos los segmentos. Incluso cuando la diferencia en el tablero favorecía notablemente al local, el “rojo” continuó manteniendo la misma intensidad, sobre todo en el costado defensivo.

Con intervalos en los que la eficacia en los tiros al aro iba en aumento, el local lograba despegarse cada vez más de su rival en el tablero, manteniendo esta distancia con un excelente trabajo defensivo, que fraguaba todos los intentos de la visita por llegar con éxito al aro, al mismo tiempo que le permitía tiros de larga distancia, en los que Tiro Federal se mostró errático durante toda la noche.

De esta manera, combinando la intensidad, el movimiento de la pelota, las buenas lecturas en defensa, y una notable eficacia en los tiros al aro, San Isidro logró un contundente 73-48, que le otorga de esta manera su 9° triunfo en lo que va de la temporada (sumados a las 3 derrotas que también acumula).

El «rojo” volverá a mostrarse ante su gente el próximo miércoles 12, cuando sea el turno de recibir a Sportivo América, de Rosario, en el estadio “Severo Robledo”.

Informe: Prensa San Isidro


Ameghino 82-81 Unión

En un final vibrante, Ameghino festejó su segundo triunfo consecutivo al derrotar por 82-81 a Unión de Santa Fe, gracias a un doble sobre la chicharra de Abel Aristimuño.

La visita fue un rival difícil de quebrar para los Leones, que estuvieron detrás en el marcador durante buena parte del juego, pero que pudieron torcer el resultado con un gran último cuarto.

Primero Unión, después Ameghino y luego nuevamente la visita. Así se repartieron las rachas durante el primer cuarto. Fueron los santafesinos los que arrancaron mejor, con un 2-6 producto de dos triples.

De ahí en adelante, con ofensivas pausadas y pensadas, el local metió un 10 a 2 que le permitió pasar al frente. Sin embargo, los dirigidos por Siemienczuk reaccionaron, metieron un 9 a 2 para volver a ponerse arriba, y cerraron mejor el cuarto, escapándose 17-24.

Ameghino tuvo un buen inicio del segundo cuarto, con Jeremías Frontera aportando puntos desde el banco, pero cuando los dirigidos por Pablo Castro lograron acercarse, la visita reaccionó al aprovechar errores de su rival para correr y anotar rápido.

De ahí en adelante, supo manejar la distancia, se equivocó poco, y le dificultó la llegada al gol al local, que recién sobre el cierre pudo volver a recortar la diferencia, quedando 37-42 de cara al descanso largo.

El tercer parcial también fue para el León, que ajustó en defensa y contó con buenas apariciones de Abel Aristimuño aportando puntos. Unión se valió de las conversiones de Zilli para mantenerse en juego, y logró terminar arriba 56-59.

El final fue vibrante. Ambos conjuntos se prestaron el liderazgo durante buena parte de los diez minutos finales. En el León empezaron a aparecer en cantidad las conversiones de larga distancia, y así pudo mantenerse en juego.

Su rival, lejos de bajar los brazos, se mantuvo concentrado y cometió pocos errores. Uno de ellos llegó cuando Readus robó una pelota en la primera línea y metió una bandeja para empatar el encuentro en 78 a 40 segundos del final.

Con dos libres, García puso al frente al León, a falta de 10 segundos por jugar, pero la visita tuvo en la mano de Rodriguez la victoria, al clavar un triple que lo dejó 80-81.

Sin embargo, con 3 segundos en el cronómetro, Aristimuño se encargó de cambiar la historia: Recibió en la línea de triples, encaró y lanzó una bandeja incómodo que le dio el triunfo a su equipo. Fue 82-81 para sellar el segundo festejo al hilo.

Informe: Prensa Ameghino.

 

 

Artículo anteriorSan Lorenzo fue contundente en Mercedes para vencer a Comunicaciones
Artículo siguienteArranca la semana con cuatro partidos en La Liga