El entrenador Mauricio Santángelo apostaron por Howard Wilkerson, el experimentado ala pivote con pasado en Atenas de Patagones y Gimnasia La Plata en la Liga Argentina.

El Torito dio un golpe de timón y cortó a sus dos extranjeros –Jay Johnson y Tamas Bruce- para sumar a Wilkerson, quien se encontraba entrenando en Estados Unidos. Con 1,98 metros y 35 años, el norteamericano aseguró que «me llamaron desde Español y tenía muchas ganas de jugar. Ya tuve a Patricio Denegri como entrenador en Patagones y hablé con Boti Santángelo también, me dijo que era lo que necesitaba el equipo y ahí decidí venir. Quería jugar y tomé la opción».

«Me gusta el equipo, lo veo bien. Recién comienzo a conocerlos, son muchos jugadores jóvenes, sólo yo y Mario (Sepúlveda) somos los más veteranos», expresó Wilkerson entre risas. De reciente paso por Chile y Uruguay, el interno sabe cuál será su rol en el Torito: «Mi rol va a ser como siempre es tener minutos, tratar de leer el juego. Aportar para abrirle opciones a los perimetrales».

Para finalizar, luego del entrenamiento, Wilkerson aseguró que «tengo que adaptarme y aprender el formato de juego. Pero me gustó mucho el equipo y los jugadores, creo que vamos a estar muy bien».

Informe: Prensa Centro Español

Artículo anteriorTres partidos en el jueves de Liga
Artículo siguienteDos triunfos locales y uno visitante