Estudiantes 102-86 Deportivo Viedma

Con un juego sólido de principio a fin y con un gran juego colectivo, Estudiantes superó 102 a 86 a Deportivo Viedma por la cuarta fecha de la Conferencia Sur de la Liga Argentina. El MVP fue Santiago Arese con 19 puntos, 8 rebotes y 10 asistencias. El goleador del juego fue Jones con 21.

El Bata tuvo un arranque fenomenal, con un parcial de 10-2 que obligó a Jose Pisani a pedir minuto antes de los tres de juego. Defendió firme, corrió la cancha cuando pudo y cuando no, mostró paciencia para llegar al gol.

Estudiantes mantuvo la intensidad durante los dos primeros parciales y fue arrastrando al Deportivo Viedma hacia la confusión y la desesperación , lo que le produjo cometer errores en los dos frentes.

Mientras Fernández se dio el lujo dejar durante gran parte del segundo cuarto a Arese, Lugli y Moya en el banco, Pisani rotaba sin encontrar soluciones. El dato fue que cuando el Bata llevaba 49 puntos , los titulares y suplentes habían convertido 25 y 24 respectivamente.

Tras el descanso largo, Viedma salió a quemar las naves y se encontró con un Estudiantes no tan lucido, al que le costó encontrar el gol y comenzó a cometer errores en ataque que los pagaba en defensa. Viedma, con Jones cómo estandarte fue limando la diferencia. En momentos puntuales el Bata frenó la embestida con triples de Lugli, Brocal y Arese.

Con un parcial de 12-4 el Bata volvió a sacar una buena luz de diferencia (84-66) antes de jugar los primeros 5′. Un par de pérdidas de Estudiantes le permitieron a Viedma limar la diferencia y frenar al local. Rápido de reflejos el Lobito solicitó minuto y al regreso sus dirigidos respondieron con cinco puntos consecutivos para comenzar a sellar el juego.

Luego a puro bombazos, uno de Sandrini y dos de Brocal, Estudiantes cerró el noveno triunfo seguido en casa.

Informe: Prensa Estudiantes


Ameghino 77-90 San Isidro

Ameghino volvió a caer en condición de local, sumando así su segundo traspié en igual cantidad de presentaciones en lo que va del año. No alcanzaron los 27 puntos de Abel Aristimuño, goleador de la noche, para evitar la derrota por 77-90 ante San Isidro de San Francisco, que se mostró sólido durante los 40 minutos.

La visita pudo imponerse en el primer cuarto porque fue más regular. Ameghino arrancó forzando algunas ofensivas ante una defensa bien plantada, lo que no le posibilitó lanzar cómodo.

Al mismo tiempo, la visita atacó rápido y con efectividad, para tomar la primera ventaja (3-9). Abel Aristimuño (que terminó con 9 el parcial) fue quien sostuvo en juego al local, que con el correr de los minutos y con paciencia, fue encontrando espacios.

La mala noticia llegó faltando 2´30″ para el cierre: Juan Abeiro cayó golpeado y tuvo que retirarse de la cancha con un golpe en el tobillo que no le permitió volver al juego.

San Isidro lastimó de afuera sobre los segundos finales y logró ampliar la ventaja para cerrar arriba 13-22 el primer cuarto. El segundo parcial fue más parejo, aunque también quedó para la visita (19-20). Al local se le hizo cuesta arriba al principio porque algunos jugadores se cargaron de foules. Ante este panorama, promediando el cuarto el equipo se paró en zona.

La diferencia en el marcador en ese momento (21-34) fue el reflejo en la disparidad que había en cuanto a efectividad, con el local lanzando un 36% en tiros de cancha y la visita 51%.

El León logró quedar a 10 de distancia de cara al descanso largo (32-42) gracias a algunas apariciones de Aristimuño y de Estéfano Simondi en los últimos minutos.

En el arranque del tercer cuarto, los «Halcones» golpearon primero metiendo un parcial de 8 a 0 en menos de tres minutos. Un triple de Zenlcussen después de varios intentos rompió con la sequía, pero no fue suficiente para que el equipo levante vuelo.

Es que los locales no lograron descifrar el crucigrama que planteó defensivamente San Isidro, abusaron del tiro de tres puntos y en el costado defensivo tampoco fue suficiente la zona que paró promediando el cuarto. Así, los dirigidos por Sebastián Torre terminaron al frente por 50-66.

Con un parcial de 7 a 3 en dos minutos para los villamarienses se abrió el último cuarto, pero la visita no tardó en reaccionar (6 a 0) para volver a tomar el control del juego.

Corzo siguió castigando y Ameghino se frustró lanzando permanentemente de tres puntos sin convertir con frecuencia. Faltando tres minutos para el cierre el León salió a marcar toda la cancha, pero más allá de alguna seguidilla de puntos, no pudo romper con la supremacía de su rival, que cerró el partido a su favor por 77 a 90.

Informe: Prensa Ameghino

Artículo anteriorEl Tachero venció a Argentino y sigue de racha
Artículo siguienteLibertad logró un buen triunfo ante Regatas