Estudiantes 91-83 Gimnasia LP

Por la quinta fecha de la Conferencia Sur, Estudiantes recibió a Gimnasia y Esgrima La Plata y se tuvo que esforzar para mantener invicta su localia. El triunfo fue 91 a 83 para los de Gustavo Fernández que treparon a lo más alto de la tabla.

En el inicio del partido Gimnasia sorprendió a Estudiantes con una defensa bien cerrada, cortándole la circulación de pelota y golpeando desde el perímetro (7-11) en ataque. El Bata falló mucho desde los 6.75 y no llegaba a pie firme en la pintura, lo que hizo que el primer cuarto la visita lo gane 29 a 20.

En el segundo cuarto, Estudiantes ajustó la marca y pudo correr, lo que lo llevó a descontar los nueve de diferencia con los que el Lobo había cerrado la primera parte e igualar el tanteador en 39 a falta de 3’47” para el cierre. Pero de la mano de Dickerson (3-4 en triples) Gimnasia volvió a ponerse arriba y se fue al descanso largo ganando 50 a 41.

Tras el descanso largo, Estudiantes salió con otra actitud defensiva y comenzó torcer el rumbo del juego. En ese parcial se vio un buen trabajo de Johu Castillo controlando a Dickerson en el perímetro, que era desde donde estaba haciendo daño. La buena defensa le permitió al Bata generar en ofensiva y así logró ganar el cuarto 27 -16 e ingresar a la parte final ganando 68-66.

En el cuarto final, el Bata y el Lobo fueron intercambiando puntos, pero promediando el mismo dos contraataques le permitieron a Estudiantes sacar una luz de cuatro puntos (77-73) y tomar definitivamente el tanteador.

Pero el juego no se cerró hasta el minuto final, donde Estudiantes pudo hacer una luz de cinco (88-83) y ya no dejar chances para la recuperación de Gimnasia.

El bata logró el décimo triunfo fila en su casa, el tercero consecutivo en este 2019, y trepó a lo más alto de la Conferencia Sur.

Informe: Prensa Estudiantes


Rivadavia 69-71 Petrolero

En el este mendocino, el conjunto neuquino venció a Rivadavia Básquet por 71 a 69, en un apasionante partido que se definió en los segundos finales. La visita llegó a estar arriba por 18 puntos, pero los locales descontaron y lo pudieron haber ganado en el cierre.

Derrotas como estas son las que por lo general se sienten en el final de la Fase Regular. Los Naranjas no tuvieron una buena noche, excepto en los últimos minutos, donde sacó a relucir su garra y tuvo dos oportunidades para ganarlo.

El partido en sí fue de poca eficacia para ambos equipos. Rivadavia ganaría el primer cuarto 15 a 14, tras remontar un 3-11 desfavorable. Buenos pasajes de Guido Francese y Facundo Lazcano en los dos tableros.

El goleo continuaba siendo bajo. Se fallaron muchas bandejas bajo el canasto, se perdieron muchas pelotas y se defendió con mucha fuerza. Este combo dio como resultado un parcial de 28-27 a favor de los locales al descanso largo. En la visita, John Thomas fue una vez más el hombre destacado.

Petrolero encontró la eficacia que no había tenido hasta el momento y convirtió 29 puntos en el tercer cuarto. Thomas y Elliot, seguían lastimando a un Rivadavia que no le encontraba la vuelta al juego, más allá de la rotación (45-56).

La visita llegó a sacar una máxima de 18 en el último período, pero los locales dieron batalla hasta el final con una defensa temible y con Facundo Lazcano como abanderado. También se destacaron los chicos del club como lo son Andrés Llaver, Stefano Arancibia y Guido Francese. El ímpetu de los pibes, puso en juego al equipo de Minelli.

En el cierre y estando abajo sólo por 1 (69-70), Feliciano Pérez tuvo el triunfo en sus manos, pero su bandeja se salió y tras pelear el rebote, la bola pegó último en él y se fue por línea final. Petro sacó y todo Rivadavia protestó una falta en ataque que los árbitros no vieron, sin dudas la gran polémica de la noche. Jure convirtió 1 de 2 lanzamientos libres y con cinco segundos, le quedaría la última al Naranja. Fue Grenni el encargado de buscar el suplementario, pero su tiro no tuvo destino de red y los neuquinos se quedaron con la victoria.

Informe: Prensa Rivadavia


Hindú 93-80 Villa San Martín

Con gran capacidad para sobreponerse a los momentos adversos, Hindú Club logró quedarse con el quinto clásico de temporada al vencer a Villa San Martín 93 a 80 y de esta manera prolongó su invicto de la segunda fase y volvió a saltar a la punta de la Conferencia Norte de la Liga Argentina de Básquet. Monumental tarea en los ganadores de José Montero quien viniendo desde el banco terminó con 24 puntos, 9 rebotes y 4 asistencias, mientras que en Villa el destacado fue Vieta con 21 tantos y 3 asistencias.

Comenzó a todo ritmo, como todo clásico, pero con la ansiedad jugándole una mala pasada a los dos. En ese contexto hay que puntualizar un mejor comienzo del “tricolor” que con Vieta y Mc Gee determinantes logró la diferencia inicial. Pero la reacción del local llegó de la mano de Basualdo que se encargó de mantener a su equipo en juego y pasar al frente 18-16 ayudado también con los aportes desde el banco. Pero Villa estaba dispuesto a no dejarlo jugar cómodo al adversario y así cerró el primer parcial sólo uno abajo.

El segundo fue doble a doble, el juego subió su intensidad y el estadio se transformó en una caldera dentro y fuera de la cancha. Las dos hinchadas alentaban a su equipo y la fiesta era total. Ambos se alternaron en la supremacía del marcador y con defectos y virtudes llegaron igualados al descanso largo.

El tercer episodio era el que iba a marcar el quiebre del partido porque en medio del ritmo infernal que imponía el ida y vuelta del juego, los del Tulo Rivero ajustaron su defensa, le bajaron el goleo al rival, aparecieron Valentine, Fernández y Montero en toda su dimensión y la visita fue perdiendo efectividad y solo Robinson, Vieta y Carnovale evitaban que la diferencia fuese mayor.

En el último cuarto el “Bólido Verde” quebró definitivamente al rival sacando la máxima de 15 (78-63 restando 7’) ante un Villa que se fue quedando sin combustible y terminó chocando contra su propia impotencia. En definitiva fue una justa victoria de Hindú que festejó ante su público la prolongación de su invicto y la vuelta a la punta. El partido terminó como una fiesta con la hinchada de Hindú festejando y la de Villa aplaudiendo a su equipo en un gran espectáculo basquetbolístico. Ahora los dos deberán prepararse para jugar contra Independiente el miércoles Villa e Hindú el jueves.

Informe: Prensa Hindú


Salta Basket 98-69 Sportivo América

Por primera vez en La Liga Argentina Los Infernales y Sportivo América se vieron las caras. Fue triunfo para los norteños por 98-69 para comenzar arriba en el historial entre ambos. El combinado salteño volvió a ser contundente en ataque y, esta vez, supo cómo y cuándo cerrar el juego. El próximo rival será Central Argentino Olímpico de Ceres, Santa Fe, el domingo que viene también en el Estadio Delmi.

De menor a mayor, así fueron los diez primeros minutos para Los Infernales. Los rosarinos, Santa Fe, llegaron con la imperiosa necesidad de romper el hilo de derrotas que los trajo hasta el norte argentino, sin embargo chocaron contra los campeones del Súper 4. Los goleadores del encuentro fueron Lisandro Rasio (SB) y Alejo Crotti (SA), ambos con 25 puntos. Sin embargo, cuando la historia se puso complicada en el Delmi volvió a aparecer el grupo, el juego asociado capaz de romper y superar cualquier defensa.

Lo mejor de América llegó en el segundo cuarto donde además de pasar al frente y liderar el marcador, los dirigidos por Anglese supieron atrincherarse en su zona pintada para interceptar cuanta bola quedara bollando en el fierro tras lanzamientos fallados por Los Infernales. Pero también tener la templanza necesaria para diagramar ofensivas ordenadas y en consecuencia efectivas. Buen pasaje en la noche para los rosarinos que se quedaron con el parcial 19-29.

Los primeros tres minutos del tercer capítulo expusieron el cambio de aires tras el descanso largo y también un cambio en el juego respecto al segundo período. Con mucha agresividad, Federico Mariani quemó las redes en ese arranque, sumado a una defensa dura y compacta para Los Infernales. En cinco minutos de juego el local hizo una diferencia de 10 puntos (54-44), los tiros que minutos antes ingresaban para la vista esta vez se les negaron.

El representante norteño le tiró todo el peso ofensivo en el penúltimo cuarto de la noche para ganarlo 36-9. Un segundo tiempo infernal donde los dirigidos por Leandro Hiriart terminaron catapultando el encuentro casi sobre el final del tercer cuarto. Hubo tiempo para rotar a todo el equipo y las jóvenes promesas del básquet salteño volvieron a sumar minutos en la segunda división del básquet argentino. Triunfazo, sin condicionantes, para Salta Basket.

Informe: Prensa Salta Basket

Artículo anteriorAtenas fue sorprendido por Titanes
Artículo siguienteLibertad venció claramente a Estudiantes en Sunchales