Después de la dura gira de tres encuentros por el sur del país, Rocamora tendrá su primer compromiso como local y será nada menos que frente al puntero Deportivo Viedma. El equipo de Juan Manuel Varas llegará diezmado por varias ausencias. Por un lado no estará más Arlando Cook, quien en las últimas horas le comunicó a los dirigentes y al cuerpo técnico que no continuará en la institución.

El extranjero (13.5 puntos y 6.4 rebotes en 28.8 minutos) ya había informado al equipo antes del Súper 4 que tenía algunas cuestiones familiares que atender, y por tal motivo viajó en su momento a Saint Louis (Missouri, Estados Unidos). Parcialmente había solventado esta situación y por eso regresó, jugó el S4 y fue parte de la gira de tres partidos que Rocamora hizo por General Roca, Plottier y Cutral Có. Ahora los inconvenientes personales volvieron a surgir, y Cook manifestó que debía volver con su familia, por lo que terminó desvinculándose del equipo uruguayense.

En vano fueron los esfuerzos que se hicieron para que Cook cambie su postura, por lo que deja el equipo después de haber disputado 19 partidos en esta temporada. Ahora la dirigencia del Rojo comenzó a buscar un reemplazo inmediato para cubrir la vacante que se abrió en la plantilla.

Pensando en el partido de hoy ante Depo Viedma, Rocamora tendrá otra baja como es la de Agustín Paparini. En este caso se tomó la decisión de que el interno mendocino no agrave más la lesión en el aductor derecho que se había dado antes del juego con Parque Sur en diciembre pasado, previo al receso. Paparini había jugado el Súper 4 con alguna molestia y no mejoró en los minutos que tuvo en los partidos de la gira. En principio estará fuera de las canchas entre 20 y 30 días.

Además, siguiendo con el orden de lesionados, Francisco Pag sufrió un esguince de tobillo izquierdo durante los entrenamientos del pasado domingo. Pese a estas complicaciones el equipo continuó trabajando duro durante el fin de semana y volverá a hacerlo este lunes por la noche aunque a puertas cerradas a raíz del fallecimiento del ex presidente José Tito Bonus. La noticia causó mucha congoja dentro de la institución y previo al partido se lo recordará con un minuto de silencio.

El capitán Exequiel Gaído se refirió a cómo llega al equipo a este compromiso con estas bajas mencionadas. “Esto seguro nos va a complicar pero vamos a tener que hacernos fuertes con los que estamos. Deberemos sacar fuerzas desde donde no tengamos y ojalá podamos suplantarlos, ganar y así tener un poco más de respiro”, señaló.

El base santafesino coincidió en el hecho de que haber hecho una muy buena Primera Fase ayuda en un momento complicado como éste. “Ahora que lo vemos haber sumado esa buena cantidad de puntos nos pone un lugar cómodo de la tabla pero no hay que relajarse porque será una Segunda Fase durísima”, advirtió también.

Finalmente, el jugador que venía de una experiencia en la tercera categoría del básquet italiano habló de su rendimiento y dijo: “Me costó un poco al principio, era mi primera vez en la categoría pero gracias al cuerpo técnico y los compañeros fui agarrando confianza. Me fui sintiendo más cómodo, ahora estoy con más tranquilidad, más suelto, y aportando todo lo que pueda al equipo”.

Informe: Prensa Rocamora

Artículo anteriorEstudiantes se hizo fuerte y también golpeó a Olímpico
Artículo siguienteJoshua Simmons se suma a Deportivo Norte