Hindú 80-74 Independiente

En un partido cerrado que se definió recién en el último cuarto, Hindú Club le ganó a Independiente por 80 a 74 y de esta manera extendió a seis victorias su invicto de la segunda fase y continúa peleando los puestos de arriba en la Conferencia Norte de la Liga Argentina de Básquet. El máximo anotador del juego fue Joaquín Deck con 24 mientras que en los ganadores se destacó Montero con 19.

Arranque a toda orquesta de Hindú que con Montes certero y Valentine determinante sacó un rápido 12-3. Pero la respuesta visitante llegó de la mano de Deck e Ingratta que acortaron distancias a 2 aunque un mejor cierre de Hindú le permitió ganar el parcial por 11.

El segundo cuarto los locales comenzaron mejor y con buenos aportes desde el banco sacó 14 de diferencia. Pero a partir de allí el equipo cayó en un pozo con una serie de desaciertos, malas resoluciones, pérdidas y defensas permisivas que fueron advertidas por el rival que viendo que podía fue a buscar el partido. Sobre el final, primero empató en 34 y luego con Deck, Mansilla e Ingratta como estandartes, pasó al frente por primera vez encendiendo las alarmas en el equipo local que no encontraba respuestas y era notoriamente superado.

En el tercer período los santiagüeños estaban decididos a no dejarse llevar por delante y así contuvieron cada una de la reacciones que intentó el “Bólido Verde” con su tridente ofensivo intacto. Pero Hindú ajustó su defensa (fundamentalmente defendió mejor el perímetro) aparecieron Fernández y Montero para establecer una pequeña luz de ventaja al cierre del parcial.

Así se llegó al último cuarto con un ida y vuelta infernal. El partido se tornó doble a doble pero Hindú comenzó a correr la cancha y allí fue imparable porque el cansancio comenzó a jugar su papel en Independiente. Así fue cerrando un partido trabado ante un duro rival que no se rindió nunca pero sobre el final pesó más en la balanza el largo plantel “verde” con muchas variantes. De esta manera Hindú continúa invicto en esta segunda fase, sigue peleando arriba y luego deberá prepararse para recibir otro difícil adversario, Salta Básket el próximo miércoles.

Informe: Prensa Hindú


Parque Sur 103-95 Deportivo Viedma

Fue un partidazo el que los dos regalaron. Parque Sur le ganó esta noche a Deportivo Viedma en el Gigante por 103-95 en tiempo suplementario, tras igualar en 89 el tiempo regular con un triple de Giménez sobre la chicharra. Kenneth Jones fue el goleador del juego con 25 puntos. Nicolás Giménez la figura sureña con 24 tantos y 6 rebotes. Gori Martínez, en muy buen nivel, aportó 22 y Gastón Sieiro 17. Lo que dejó en la cancha Parque Sur para frenar al líder es lo más destacado de la noche.

Ante un intenso calor, los primeros 10 minutos fueron parejos. Viedma se lo llevó por uno: 17-18. El equipo visitante arrancó mejor y en una ráfaga estaba 6-0. El capitán Agustín Richard, jugando con una tendinitis en el hombro, mostró el camino de la noche al tirarse al piso y robar una pelota que siguió en Elnes Bolling y un exquisito pase para que Demondre Harvey la entierre. Con esos pilares, Parque metió un parcial 10-0 y pasó al frente.

El segundo cuarto mostró la misma paridad y el tablero no escribió diferencias importantes nunca. El juego era bueno además, con destacados momentos de básquetbol. Apareció Gori Martínez con 9 puntos, fue importante Nicolás Giménez en la pintura y Alderete y Sieiro buscan el nivel que tuvieron antes de sus largas lesiones. El extranjero Kenneth Jones y Maximiliano Tabieres hicieron lo propio para Viedma más Mignani. Al descanso largo: 37-38 para el visitante.

El tercer cuarto siguió punto a punto. Gastón Sieiro fue la figura y pasó a ser el goleador de su equipo, demostrando su potencial en varias conversiones y dos triples. Harvey, Richard, Bolling y Martínez acompañaron el buen momento. Del otro lado, Jones estaba intratable y engrosaba su casillero desde donde sea en su mejor cuarto. Alderete y Giménez se agregaron a este Parque Sur que sacó seis de ventaja (60-54) con dos minutos por jugar de manera justificada. Fue 64 a 58 el final del tercero.

Franco y González manejaron muy bien la bola para Viedma y junto a Sánchez que sumó puntos pusieron otra vez en pardas la noche en sólo 3 minutos de los últimos 10. Franco metió un bombazo y Viedma lo ganaba 67-70. Hicieron olvidar a Jones, que por 4 faltas tuvo que sentarse. Eidintas profundizó todo con otro triple. La máxima visitante, por 8 faltando casi 6. ¿Y Parque? Tenía 3 puntos en casi medio cuarto, claramente sus peores minutos.

A sentarse y arrancar otra vez empujado por su gente y el corazón sureño. Eso pasó. Viedma no lo dejó respirar ni equivocarse, dejando en claro sus merecidos pergaminos. Parque Sur redondeaba una buena noche, a la altura de lo que se jugaba y ante quién lo hacía. Y fue palo a palo hasta el cierre en un partidazo de los dos. Parque jugó con 3 puntos abajo y en la línea se quedó sin margen de error. Con 6 segundos en el reloj no le quedó otra que buscar el triple en un partido que Viedma parecía llevarse. Y Nicolás Giménez, de enorme último cuarto, se transformó en el héroe de la noche al clavar ese triple para empatarlo en 89 y mandarlo al suplementario cuando no quedaba nada.

Cinco más. El cansancio será para después. El alma del equipo, su localía y lo que peleó este triunfo harían el resto en una noche donde la actitud debe estar por encima de todo. Dicho lo de Giménez, Gori Martínez fue otro de los puntos más altos de un Parque Sur que tuvo como equipo una noche para ganarle a un puntero. Se lo llevó 103-95. El corazón puede olvidar las mayores adversidades. Viedma no encontró cómo seguirle la batalla. Como escribió alguna vez el Gordo Soriano, a los pies del Parque Sur de anoche se rindió un león.

Informe: Prensa Parque Sur

 

Artículo anterior«Me encantan los desafíos»
Artículo siguienteSan Lorenzo aplastó a Peñarol y mantuvo el invicto