Oberá 95-98 Hindú

Oberá Tenis Club (OTC) fue derrotado por Hindú de Resistencia, que necesitó dos tiempos extra para quedarse con un ajustado triunfo por 95-98. La definición fue con cierta polémica. El goleador de la noche fue Hooper con 31; en tanto que en la visita Montes aportó 20.

El “Celeste” y el “Bicho Verde” jugaron un partidazo, desplegando un gran esfuerzo físico para soportar la agobiante temperatura. Los dirigidos por Fernando Rivero tuvieron un mejor cierre, que les permitió aprovechar los descuidos del local.

Hindú estuvo la mayor parte del juego liderando el marcador, gracias a la primera ventaja obtenida durante el primer parcial que fue 17-26. Luego el equipo de Kuperman fue descontando lentamente, porque la defensa de Hindú trabajó fuerte y no permitía jugar con fluidez al representante misionero, se fueron al descanso 35-41.

El tercer parcial continuaba parejo, OTC con Schoppler encendido y Hooper imparable, seguía en juego, pero los ataques de Montes y Guaita no cesaban de efectividad. El local acortó la diferencia 56-60.

Los siguientes diez minutos de juego, fueron intensos, Kuperman encontró en el banco el gran aporte de Ramírez Acevedo que fue importante en defensa, la intensidad de Martín fue un empuje anímico para que OTC logre igualar el juego y forzar el suplementario tras el 79 iguales.

El primer suplementario dejó en el camino a Martín y Schoppler por cinco faltas, sin dudas dos bajas sensibles para el local, que aun así dio batalla ante Hindú que no perdió la paciencia en ningún momento, eso le dio la posibilidad de acertar con lanzamientos de Montero y la versatilidad de Valentine. OTC tuvo el lanzamiento del triunfo en manos de Gómez Quinteros pero la “naranja” no quiso entrar. El tablero marcó 78 iguales.

Los últimos 5 minutos de juego, fueron infartantes, Hindú logró una ventaja de cinco puntos tras dos ataques positivos que fueron posibles gracias a la defensa cerrada. El “Celeste” tuvo que nuevamente correr de atrás para igualar el juego. Pero los chaqueños no se dieron por vencidos y pudieron sumar con libres en manos de Ferreyra y Montes, obteniendo otra vez el liderazgo por tres. OTC volvió a descontar en un punto; gracias a una presión recuperó el balón y en esa jugada, Gornatti tomó las riendas, encaró al aro y en el camino (para los árbitros) cometió infracción en ataque sobre el base Ferreyra (muy discutida decisión), lo que llevó a la línea y allí no se puso nervioso, anotó los dos y sentenció el marcador 95-98.

El festejo fue cerrado para Hindú, que está invicto en la segunda fase.

Informe: Prensa Oberá


Del Progreso 90-66 Estudiantes

En su mejor expresión en la Liga Argentina -y más teniendo en cuenta el calibre del adversario, Estudiantes de Olavarría- Del Progreso abrochó un resonante triunfo en General Roca 90 a 66.

La visita arrancó con mucha intensidad y con una buena efectividad perimetral, que con el transcurrir de los minutos se iría esfumando (10-13 a falta de 3’ para el primer cuarto).

Progreso respondió con Brizuela (18) y Walters (18), desde lejos y en la pintura, respectivamente. Con un 18 a 15 los locales ya se habían acomodado en la cancha al cerrarse el primer tramo.

En el segundo periodo Vieta ya daba síntomas de estar en ritmo y empezaba, lentamente, a hacer jugar a los suyos; con buena ofensivas estacionadas Progreso supo estar al frente en el partido y, en ocasiones, frenó bien a su adversario con una buena concentración en la marca.

Moya, Merchant intentaron moverse en la pintura, pero Progreso le cortó los circuitos, y cuando erró el visitante no dio segundas opciones.

El cotejo se iría al descanso largo con Progreso arriba 40 a 32.

El tercer capítulo fue todo de Progreso. Un par de técnicas al visitante desconcertaron al equipo de Fernández; dinámica, tiro exterior (Ledesma con 2 triples y un par de dobles a distancia), una volcada de Walters y los productivos cortes al aro de Maranguello hicieron vibrar El Gigante (que lució colmado). Con eso el tablero se disparó en favor de los locales alcanzando la máxima de la noche al culminar el parcial (63 a 45).

Se presagiaba una levantada en el visitante, pero eso duró -apenas- 2’. Ledesma volvió a castigar con su perímetro y llevó -ahora- la ventaja a 22 puntos (69-47). Progreso, en su mejor noche de liga, no bajó la intensidad defensiva y eso lo llevó a otras tantas buenas ofensivas, a pesar de tener que soportar arremetidas de tres puntos o las apariciones de Merchant y compañía en la pintura.

Los de Juale movieron bien la bola con Maretto y Vieta (sobre toto), y encontraron dobles en soledad ante la desesperación de Estudiantes por querer robar y anotar rápido.

Con estos porcentajes: 8/17 en triples; 44 rebotes totales (50 puntos en la pintura) y 14/15 en libres, es difícil que Progreso pueda perder de local. Más si su adversario no supera los 66 puntos, como le ocurrió anoche al visitante. Los parciales fueron: 18-15, 22-17, 23-13 y 27-21.

Estudiantes sufrió en su primera visita al Sur, ahora irá a Plottier y luego a Cutral Có. Progreso deberá descansar y recuperara energías para el 4 de febrero, cuando visite a Rivadavia de Mendoza.

Informe: Prensa Del Progreso


Atenas 77-87 Platense

Platense fue otro duro escollo para Atenas, en este presente que lo tiene sin ganar, desde antes del receso. El Calamar fue más, aprovechó el apuro Griego y le ganó 87 a 77.

El local arrancó mejor con el juego interior de Nwogbo y Gamazo, mientras que Platense estuvo más de tres minutos para convertir, abrió la cuenta a 6’ 3’’ con un triple de Luglin, pero rápidamente contestó con la misma Pau para poner arriba al Griego 7-3.

De todas maneras el Calamar se ordenó en ataque y emparejó el juego y promediando el parcial pasó al frente 9-7, con dos libres de Felipe País. El juego se hizo poco vistoso pero Platense seguía al frente, 11-7 a 3 del final.

Allí Gelpi ensayó cambios: Ibarra y Laterza adentro, Nwogbo y Pércaz a descansar.

Platense siguió lastimando y Atenas no encontró el aro en ataque, así el Calamar se fue al primer descanso arriba, 18-7.

En la vuelta al juego Atenas salió a defender más intenso pero poco pudo plasmarlo en ataque 20-12, abajo, en tres minutos. De todas maneras comenzó a manejar el ritmo del partido. Así, un minuto después, achicó la distancia a 4 (20-16).

Luego de un par de desatenciones que llevaron a Platense a volver a alejarse, el Griego ajustó nuevamente la defensa que le permitió correr para volver a achicar, pero el Calamar apareció en el final con un par de buenos ataques pudo escaparse nuevamente, para terminar el primer tiempo arriba, 36-27.

Un triple del Pupi Pércaz abrió el marcador para Atenas en el arranque del segundo tiempo. Pero dos ataques mal definidos le dieron aire a Platense que estiro a 11 la distancia 41-30, en dos minutos de juego.

Promediando el parcial el juego se hizo de ida y vuelta pero los minutos corrían y Atenas no podía recortar.

Con más garra y corazón que buen juego, el Griego fue al frente, ajustó la defensa y pudo volver a salir rápido, pero careció de efectividad y Platense lo aprovechó, 59-46, a menos de dos minutos. Atenas intentó una remontada pero la ansiedad de acercarse le jugó una mala pasada y permitieron que el Calamar cierre el tercer parcial, también arriba 64-51.

El último parcial tuvo al equipo local buscando la heroica, muchas veces impreciso otras no, con mayor defensa acortó distancias 69-61, promediando el parcial.

Atenas puso todo en los últimos minutos del partido, defendió hasta el cansancio pero no le alcanzó. Platense, con un presente diferente estuvo más tranquilo y se llevó la victoria del Carmelo Tripodi Calá, por 87-77.

Informe: Prensa Atenas


Independiente 79-92 Central de Ceres

Central Ceres venció a Independiente en el Israel Parnas por 92-79. El encuentro le perteneció a los santafecinos, quiénes se aprovecharon de un Independiente alicaído y lograron un valioso triunfo en el Israel Parnas.

El goleador del encuentro fue el extranjero de Central Ceres, Tirrel Brown (33 puntos), mientras que para el Gigante de calle Salta se destacó en el goleo Damián Palacios (19).

Independiente arrancó el partido algo confuso. La visita estuvo acertado en tiros de tres y jugadas en la línea pintada con Vittar como eje y los dos Martínez (Pablo y Matías) con buen goleo. Inde despertó con tiros de tres de Palacios, la buena penetración de Deck y con Mansilla por la banda izquierda para terminar abajo 22 a 20 el primer cuarto.

El venezolano Martínez en Independiente se fue lesionado y los ingresos de Kalalo y Pagani refrescaron el juego, aunque el control era de la visita. El santiagueño Vittar de Ceres, salió lesionado producto de una sobrecarga muscular y el juego se emparejo aunque no hubo grandes diferencias en el marcador. Las falencias en la defensa de Independiente era bien aprovechadas por la visita. Final del segundo cuarto 37 a 37.

En el segundo tiempo la visita fue mas contundente y prolija a la hora de armar juego. Brown se convirtió en figura y el equipo de Montenegro no supo manejar las instancias en este tramo del partido. Finalizo el tercer cuarto 52 a 67 para la visita.

El último chico solo sirvió para encender las luces de una alarma preocupante, porque los dirigidos por Montenegro estuvieron desconcertados en defensa y débiles en ataque, lo cuál fue capitalizado por la visita, en dónde llegó a sacar la máxima diferencia del partido, 20 puntos. El partido finalizó 92 a 79 favorable a Central Argentino de Ceres.

Informe: Prensa Independiente


Parque Sur 71-53 Rivadavia

Parque Sur le ganó esta noche a Rivadavia de Mendoza en el Gigante por 71 a 53 y comenzó a escalar posiciones. Gori Martínez fue el goleador de la noche con 17 tantos, seguido por los 16 de Pablo Alderete. Pérez Neto fue el mejor de la visita: 15 tantos y 9 rebotes. Los Sureños tendrán dos en la ruta en la continuidad de La Liga Argentina.

Rivadavia jugó mejor los primeros diez minutos. Eso no se reflejó en el ajustado 20-22 que indicó el tablero. Con un par de triples y moviendo bien la bola en ataque desde la conducción de Grenni los mendocinos siempre fueron arriba. Trejo y Francese eran otros de los destacados en la visita. Parque Sur, sin jugar bien, obligó al entrenador a mover permanentemente el banco. Barón, Harvey, Alderete y Sieiro sumaron para marcar la paridad.

El segundo cuarto transcurrió parejo y Parque Sur sacó una luz de ventaja con un triple de Martínez y los puntos de Alderete que era su goleador, además de ajustar su defensa. Fue 17-9 el parcial para los dueños de casa, que se fueron al descanso largo tras dar vuelta la historia: 37-31. Poco para destacar en el equipo naranja.

Los dos erraron lo que buscaron en los primeros minutos del tercer período (13-11 terminaría el cuarto). Demondre Harvey fue el primero en anotar y Alderete, ya de lo mejor del juego, en robar un balón, correr y cambiar la jugada por tres puntos para estirar el tablero. Barreto ingresó bien en el equipo saltando desde el banco y Richard encontró un triple para mantener esa luz. Creció Pérez Neto, sosteniendo la estantería naranja, desde la pintura. Parque era más que su rival a esta altura y por eso se fue 50-42 arriba para los últimos diez. Sus imprecisiones, en una noche donde la humedad hizo todo más difícil, le impidieron sacar una distancia importante.

El local supo mantener la ventaja en el último cuarto. Rivadavia no volvió a encontrar nunca su efectividad del arranque de la noche. Gori Martínez y Jerónimo Barón fueron importantes para estirar cifras. Parque Sur aumentó la brecha en la última parte del juego y terminó ganando muy bien, sin sufrir una vez hasta el cierre. Salvo el primer cuarto, Parque Sur fue el claro ganador y con dos al hilo empezó a subir en la tabla. Se vienen dos en la ruta, con el ánimo en alza.

Informe: Prensa Parque Sur

 

 

 

Artículo anterior«Buscaremos la mejor opción para el equipo»
Artículo siguienteBoca paró a Ferro y festejó en La Bombonerita