KODAK Digital Still Camera

Deportivo Viedma 72-83 Platense

Deportivo Viedma no pudo revertir un muy mal comienzo y cayó 83-72 ante Platense en el Polideportivo Ángel Cayetano Arias. El viernes recibe a Gimnasia de La Plata.

El arranque del equipo de Vicente López fue demoledor. Sacó 26 de diferencia (7-33) en 11 minutos de juego. Viedma luchó para limar la distancia y llegó a ponerse a 3 (41-44), pero no pudo doblegar a un equipo muy sólido.

Kenneth Jones fue el goleador del local con 19 puntos más 6 rebotes. Se destacaron Matías Eidintas con 15 tantos y CJ Rodríguez con 12. En la visita hubo cinco jugadores con goleo por arriba de los dos dígitos. El mejor fue Felipe Pais, con 19 tantos.

Platense arrancó 0-8 con Blossom encendido. Los de Viedma pidieron tiempo muerto, pero no lograron frenar el vendaval. Pais, Bruna y Lorio se alternaban para castigar desde el perímetro. Le sumaron una defensa asfixiante. El resultado: el primer cuarto terminó 7-31

En el inicio del segundo capítulo el Calamar sacó la máxima de 26 (7-33). Y por fin llegó la reacción de Viedma: un parcial de 15-0 con una enorme de Eidintas para ponerse a 11 (22-33).

El local aceitó su ataque y frenó la embestida de Platense. Mignani tomó la posta y comandó una ráfaga importante. Un 2+1 de Jones y una bandeja del propio Mignani pusieron a Viedma a 7 (36-43) en el cierre de la primera mitad.

Tras el descanso largo, los de Viedma salieron con todo. En los primeros minutos se llevaron por delante al rival. Con un volcadón de Jones se pusieron a 3 (41-44) y parecía que arrebataban el marcador.

Pero Platense se rearmó y reaccionó. Con Pais a la cabeza, y acompañamiento de Delfino y Goldenberg, recuperó la distancia y cerró el tercer periodo arriba por 11 (55-66).

Esa diferencia sería esencial para la visita, que en el último segmento aguantó la arremetida de Viedma en los primeros minutos (61-67) y después manejó los tiempos para llevarse una victoria muy importante para sostener el liderazgo de la Sur.

Informe: Prensa Deportivo Viedma


Rocamora 64-67 Rivadavia

En su novena presentación por la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol, Tomás de Rocamora perdió este miércoles 64-67 ante Rivadavia de Mendoza en un partido discreto que se iba a suplementario y que se definió con un triple de Facundo Alberici a un segundo del final. De esta forma se terminó el invicto como local que traía el equipo uruguayense y que llegó a 10 partidos.

El alero Dominique Shaw fue la figura del encuentro con 22 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias mientras que Matías Bernardini terminó con 19 puntos y 6 rebotes en el vencedor.

Esta vez la temperatura no fue tan alta aunque sí hubo un piso húmedo. Quizá por eso el partido fue chato en todo su primer tiempo, que lo ganó el Rojo 31-26. Dentro de ese esquema errático Rocamora hizo mejor las cosas en el primer cuarto con un Gago volviendo a mostrarse explosivo. Fue 17-13 para el dueño de casa aunque sin mucho para el comentario.

El segundo cuarto fue más pobre todavía, con un par de triples Rivadavia se metió en partido pero no pudo hacer pesar la altura de jugadores como Trejo o Pérez Neto. Con el parcial 14-13 al equipo de Juan Varas le alcanzó para irse ganador a vestuarios. Y nada más.

KODAK Digital Still Camera

Un poco más de acción se vio en el tercer cuarto donde Rivadavia siguió apostando al perímetro y le dio réditos. Estuvieron adelante los naranjas aunque no por mucho tiempo. Rocamora perdió el parcial 17-22 y las ropas las salvó Shaw con 11 puntos (3 triples) para él solo. Y en el elenco mendocino la figura de Bernardini comenzó a cobrar protagonismo. Se fueron al último descanso 48-48.

Un mejor arranque en el último cuarto le permitió a Rocamora ponerse 57-50, lo cual para lo parejo que venía el partido resultó una grata noticia. Dos veces logró esa ventaja el Rojo aunque no la pudo ampliar. Y más tarde tampoco supo defenderla. Un triple de Bernardini dejó el tablero 61-58 y al ratito nomás otra bomba del mismo jugador puso las cosas 62-61.

Rocamora se estaba cargando de nervios y todo se complicó más a un minuto y medio del final con la expulsión del técnico Juan Varas por doble falta técnica, ambas pitadas por el árbitro Maximiliano Moral y la segunda cuando el reclamo del coach había sido para Francisco Ratto. En ese momento de calentura el Rojo perdió la brújula y también una pelota decisiva cuando estaba 64-62 arriba.

Grenni fue por la heroica y su intento de tres dio en el aro, Pérez Neto ganó el rebote y estampó una igualdad que nadie esperaba. Manuel Sánchez utilizó un tiempo muerto para armar una jugada que Shaw no pudo cerrar y a Rivadavia le quedó la última. Como se dijo, el partido pintaba para suplementario pero ese bombazo desde el costado derecho de Alberici, sobre la chicharra, dejó a Rocamora sin nada. Sin invicto como local y lleno de bronca.

Informe: Prensa Rocamora


Villa San Martín 76-89 Salta Basket

Por una nueva fecha de la Liga Argentina de Básquet 2018/19, Salta Basket aprovechó el momento justo para definirlo por 89 a 76 sobre Villa San Martín de visitante en Resistencia. El goleador del juego fue Lisandro Rasio con 24 puntos.

El partido arrancaba muy intenso y con un Villa San Martín con claridad en sus ataques (8-3). De a poco y con el correr de los minutos los locales se soltaban y con sus principales vías de gol encabezadas por Sebastián Picton hacían que las ofensivas sean casi perfectas, ante un combinado chaqueño que le costaba asentarse.

El juego no tardaba mucho en emparejarse, pero lo positivo era que el Tricolor se mantenía arriba y el resultado lo acompañaba. El periodo se cerraba y los locales también cerraban un muy buen cuarto con una ventaja de 24 a 15.

El segundo acto tenía de arranque a un Salta Basket mucho más activo y efectivo a su vez en ataque (30-27). Era otro partido y los salteños mejoraban en gran escala con sus perimetrales y se hacía sentir en el score (33-35), ante un Villa San Martín que no tenía las facilidades del arranque pero siempre estaba en juego.

En el cierre del periodo se podía observar al mejor Salta Basket, este encontraba un goleo interesante y con diversas facilidades, mientras que por el lado de Villa San Martín todo costaba al máximo aunque se mantenía en juego (38-41). El desenlace del periodo era para la visita y se lo llevan por 43 a 38.

El tercer chico rápidamente se inclinaba para la visita, teniendo este en la potencia de Lisandro Rasio las mejores opciones en ataque (47-56). Las acciones mantenían su intensidad a pesar de que los minutos pasaban, aunque Villa San Martín superaba la adversidad de varios momentos y volvía a estar muy cerca (51-56).

El mejor Villa San Martín recién se veía en el final gracias al goleo de Franco Vieta junto a Elijah Robinson y así se equilibraban las cosas y el tercer cuarto se cerraba solamente con ventaja para los salteños de 61 a 59.

El último periodo era sumamente parejo, prácticamente otro partido y podía ser para cualquiera (64-67). Y en la mitad del periodo nuevamente Salta Basket volvía a tener o encontraba mayor claridad en ataque acompañado de y una buena efectividad desde los 6.75 (67-75).

El partido se iba apagando y Salta Basket sacaba una ventaja importante a esa altura mediante sus hombres y su efectividad característica, ante un Villa San Martín que todo le era complicado pero a pesar de todo nunca bajaba los brazos (70-81); el juego se cerraba y la visita dejaba a la vista de todos su potencial para llevarse un juego muy difícil y ante un gran rival como Villa San Martín por 89 a 76.

Informe: Prensa Villa San Martín