Gonzalo García, entrenador de San Lorenzo, y el jugador Mathias Calfani hablaron en Uno Contra Uno tras la victoria sobre San Martín de Corrientes por 71-59 en la segunda jornada del Grupo C de la DIRECTV Liga de las Américas en Valdivia, Chile.

«No vamos a ganar caminando ningún partido, tenemos que trabajar todos los juegos. San Martín tiene jugadores muy buenos, iban a dar todo lo último por conseguir la clasificación, plantearon un partido muy inteligente y no nos jugó de ida y vuelta. Todo lleva un tiempo, no íbamos a poder ganar el partido en un tiempo, eso lo teníamos claro. Nos pusimos nerviosos, las cosas no nos salieron bien en ataque, pero pudimos revertir el juego y quedarnos con la victoria. Apostamos a la defensa y a tratar de estar más concentrados porque al principio estuvimos desconcentrados», expresó el entrenador Gonzalo García.

Y además añadió: «Cada punto suma y mucho. Esperamos a ver cómo termina el grupo. Nosotros tenemos un equipo largo para poder afrontar los partidos y en este caso con San Martín fue una ventaja. Dar Tucker es nuestro jugador más desequilibrante». 

«El resultado era una probabilidad de lo que iba a pasar, San Martín se jugaba la última chance y para nosotros también nos jugó en contra el cansancio y la desconcentración de los primeros minutos, pero estábamos preparados para cualquier clase de partido y lo pudimos dar vuelta. San Martín es un gran rival y un equipo que conocemos por los enfrentamientos en la Liga Nacional y así las ventajas no son las mismas. Pesó más la ganas de ganar y el compromiso de cada uno de nosotros por querer hacer mejor al equipo. Hubo un ambiente muy lindo y se jugó de igual a igual», afirmó el uruguayo Mathias Calfani, que terminó el juego con 9 puntos y 5 rebotes.

Audio:

Por Santiago Ortega desde Valdivia, Chile 

Fotos: FIBA

Artículo anteriorTriunfo de Platense y de Central de Ceres
Artículo siguiente«Construimos un buen juego»