Gonzalo García, entrenador de San Lorenzo, habló en UCU Radio tras la victoria sobre Regatas 98 a 82 en La Liga y en la previa de la Copa Intercontinental.

«Tenemos la cabeza puesta en Brasil, cuando terminó la gira por Chile sentimos el cosquilleo y el cuerpo técnico está abocado al estudio del AEK. Queríamos ganar para irnos con confianza. Regatas es un equipazo, juegan bien, son duros y sabíamos que iba a ser un partido complicado». 

«Tratamos de que no nos tiren de 3, el arma de Regatas. Es una situación difícil la nuestra porque pensamos en resguardar jugadores, pero tampoco queremos perder el hilo de juego». 

Sobre el próximo rival, el AEK Atenas de Grecia, dijo: «Tienen gente grande, ágil y un tridente entre el 3 y el 5 que son de temer. Tenemos que mantener la intensidad sobre todo porque tienen jugadores muy verticales. Vamos a jugar contra un rival de altísima jeraquía». 

Audio:

Foto: Archivo FIBA

Artículo anteriorDos juegos en el martes de Liga Nacional
Artículo siguiente«Hay que seguir trabajando»