Carles Duran, entrenador de Divina Seguros Joventut, habló tras el encuentro sobre la memorable actuación del base argentino Nicolás Laprovittola (36 puntos, 50 de valoración), en la victoria del equipo de Badalona en la Copa del Rey sobre Baskonia y la clasificación a las semifinales, donde enfrentará al Real Madrid.

“Lo primero felicitar a mi equipo, a nuestra afición, a nuestra gente, que siempre los hemos tenido muy cerca. Y felicietar a Baskonia, porque también han jugado bien. El primer cuarto ha sido nuestro mejor cuarto, casi perfecto. El segundo subieron el nivel al máximo y nosotros hemos dado dos pasos atrás y nos metieron puntos fáciles. En el tercero salimos con buena mentalidad y en el último hemos llegado donde queríamos, ponerles esa presión en los cinco últimos minutos, y nosotros liderados por un chico que le gusta el baloncesto y un equipo que ha jugado de 10. Nuestro porcentaje de ganar la Copa era pequeño y ahora ha subido un poquito. A ver mañana que otra guerra tenemos”.

“Clasificarnos lo disfrutamos en Burgos, hoy estamos muy contentos. Cuando hemos acabado, mis compañeros me hablaban del próximo partido, y les he dicho que se estaban equivocando, porque hay que disfrutar este momento. Le agradezco esto a Jordi Martí, que es quien pensó en mí. Pero yo no soy conformista, esto es un largo camino, que espero dure mucho. Hace un año parecía que todo era negro, pero ahora lo que están haciendo estos chicos tiene una hojita de esa gran historia de este club y poder formar parte de esto lo agradezco”.

“Cuando llegué a Badalona, Nico ya estaba y los dos hicimos 0-5. Jugamos en Sevilla y Nico y yo estuvimos fatal. Pero hemos ido creciendo. Lo que ha hecho Nico es extraordinario, pero hace cosas porque tiene compañeros que lo hacen muy bien, porque él da seguridad y juega con seguridad por el trabajo de los demás. Es estrella de la ACB, pero el grupo que tiene está haciendo que veamos al mejor Nico”.

Seguro que mañana pondréis tantos adjetivos de Nico… Juega para pasarlo bien y todos lo pasamos bien como amigos, disfrutando todos del trabajo de todos”.

“Hoy la inexperiencia ha sido más de un grado. Estoy muy contento por los chicos. Están alucinados, por el hotel, por todo, como diciendo ‘qué hacemos aquí’. Han jugado muy bien chicos que no sé si otro club apostaría por ellos. Lo que espero es poder seguir viniendo aquí, con gente de la casa, porque esa es la clave”.

Foto: ACB

Artículo anteriorEl AEK de Grecia fue mucho para San Lorenzo
Artículo siguienteCon Deck y Campazzo, el Real Madrid avanza a semifinales