Racing 64-75 La Unión de Colón

Anoche en el Estadio “Oscar y Alfredo Barca”, Racing de Chivilcoy tuvo uno de sus peores partidos de los últimos meses, y cayó ante La Unión de Colón por 75-64, en un encuentro válido por una nueva fecha correspondiente a la Conferencia Sur de la Liga Argentina. El partido nunca le quedó cómodo a Racing, que tampoco encontró soluciones, y La Unión, con gran defensa y un juego inteligente, se llevó un gran triunfo desde la ciudad de Chivilcoy.

Lo mejor de Racing pasó por Erbel De Pietro (16 puntos), Josh Morris (11 puntos y 6 rebotes) y Carlos Paredes (9 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias); mientras que por el lado de la visita, los más destacados fueron Trevor Young (24 puntos, 9 rebotes y 5 asistencias), Franco Benítez (10 puntos y 8 rebotes), y Luciano Silva (13 puntos). Nuevamente a las 48 horas, Racing volverá a jugar mañana lunes y lo hará nuevamente en el Estadio “Oscar y Alfredo Barca”, recibiendo en este caso a Rivadavia de Mendoza, en un partido que se pondrá en marcha a las 21.30 y que será clave para mantener la posición de privilegio en la Conferencia Sur.

En cuanto al juego de anoche, ambos conjuntos comenzaron erráticos y fallando demasiado en sus lanzamientos, aunque La Unión encontró puntos en Trevor Young y sacó una ventaja interesante (7-0); el local tardó 3m20s en anotar sus primeros puntos, y a partir de allí se metió en juego para llegar al promedio abajo, pero solamente 7-5. De todas maneras, el nivel local estaba lejos del habitual, fallando mucho en sus lanzamientos y perdiendo algunas pelotas, y La Unión lo aprovechó para continuar liderando (14-7); sin embargo, bastó que Racing se enchufara un ratito con un par de bombas (Erbel De Pietro y Carlos Paredes) y dos buenas defensas, para meter una corrida de 8-0 y pasar a liderar el tablero. En el cierre, tres libres de Luciano Silva dejaron a La Unión al frente por 19-17.

Con respecto al segundo período, los primeros minutos mostraron mucha paridad en el juego, aunque con dos equipos que fallaron mucho a la hora de lanzar, tanto que en el meridiano del cuarto iban apenas 7-6 para la visita (26-23). Un triple de Matías Gómez y los primeros puntos de Tyrone O’Garro en una penetración, dejaron a Racing nuevamente arriba por 28-27; sin embargo, La Unión siguió encontrando puntos desde más allá de los 6,75 (Mariano Gómez Etchechurre, Franco Benítez y Franco Bazani), y más allá de que en el cierre se activó Tyrone O’Garro con varios puntos cerca del canasto, el equipo visitante terminó el primer tiempo ganando por 36-35.

En cuanto el tercer cuarto, el desarrollo mostró más de lo mismo, con el equipo local lejos de su nivel y con La Unión aprovechando para sacar la máxima (43-38), obligando a Diego D’Ambrosio a solicitar minuto. A la salida pocas cosas cambiaron, pero promediando el período, con la gente como protagonista tratando de levantar el equipo, la visita ganaba 43-42; el juego no mejoraba en ningún aspecto, y dentro de un trámite de mucha paridad, el equipo entrerriano se las arregló para seguir liderando. En el cierre, parecía que La Unión se escapaba, pero Matías Gómez y Diego Pena García anotaron dos bombazos en los últimos 20 segundos, para llegar a los 10 minutos finales con el equipo visitante ganando, pero apenas 52-51.

Con respecto al período de cierre, La Unión se alimentó de triples como todo el encuentro y volvió a sacar 5 puntos de ventaja; el local no lograba encontrar el juego más allá de las diferentes variantes que intentaba el cuerpo técnico. La visita se mantuvo arriba con una brecha de 4/6 puntos y promediando el cuarto ganaba por 64-58, en un juego donde el reloj pasó a ser un aliado de La Unión cuando el partido entró en zona de definición. De un lado Trevor Young se cargó el equipo al hombro y lideró las ofensivas, y del otro, Racing intentó apostar a Josh Morris en el juego interno. Y dentro de ese ida y vuelta, La Unión comenzó a sentirse cómodo llegando a sacar 11 de ventaja luego de un bombazo de Luciano Silva; en el cierre no hubo nada que hacer para el local, que se quedó sin argumentos, y el equipo visitante lo aprovechó de la mejor manera para quedarse con la victoria final por 75-64.

Informe: Prensa Racing


Estudiantes 84-80 Rivadavia

Después de un inicio algo tibio, dos penetraciones de Arese pusieron en marcha el motor de Estudiantes. Tras los puntos del capitán llegaron tres triples consecutivos para frenar las intenciones del elenco mendozino. Un par de triples de Bernardini le permitieron a Rivadavia reducir la diferencia a tres (24-21) antes del primer descanso.

En el segundo cuarto, con el ingreso de Pérez Neto y una defensa asfixiante en el perímetro el equipo Naranja complicó a un Estudiantes que no encontraba la manera de lastimar. En la mitad del cuarto, el juego estaba igualado y fue allí cuando el Bata pudo encadenar una serie de puntos para sacar una luz de nueve e irse algo más tranquilo al descanso largo.

Al regreso Estudiantes comenzó mejor y supo sacar doce de ventaja, pero Rivadavia creció y fue limando la diferencia hasta ponerse a dos, gracias a dos triples consecutivos de Aramcibia.

Un robo y posterior bandeja de Aramcibia le permitieron a la visita igualar el juego en 67, pero enseguida respondió el Bata con un triple de Brocal y un doble de Sandrini para sacar cinco y encarar con una pequeña luz los 5′ finales.

Un par de corridas de Brocal más las intervenciones de Merchant hicieron que el Bata volviera a sacar nueve, pero Rivadavia se las fue ingeniando para llegar a los 20″ finales a dos unidades (82-80). Sandrini desde la línea y una excelente defensa en la reposición sentenciaron la historia.

Informe: Prensa Estudiantes

Artículo anterior«La actuación de los argentinos en la Copa es muy gratificante»
Artículo siguienteLa Unión superó a Quimsa en Formosa