Horacio Muratore, Presidente de FIBA, habló en Uno Contra Uno desde el Arena Carioca, y analizó la Copa Intercontinental que se disputó en Río de Janeiro con los campeones: AEK, San Lorenzo, Austin Spurs y el local Flamengo.

«Queríamos hacer un torneo más grande siguiendo con lo que queremos nosotros, con nuestra visión de desarrollar mejor el básquet en todo el mundo y unir a toda la comunidad. Trabajar con las ligas nacionales, las federaciones nacionales y la D-League. Estamos trabajando con la NBA, ahora firmamos para hacer una liga en Africa entre la NBA y FIBA». 

«Estamos tratando de hacer todo lo que podamos y con el compromiso de mejorar las competencias de clubes, trabajar en conjunto con las federaciones. El año que viene podremos tener los campeones de Asia y Africa, que este año faltaron«. 

«El AEK ha demostrado un poderío muy grande, Flamengo jugó muy bien y San Lorenzo logró recomponerse y demostrar también su nivel como así también los Austin Spurs. Estamos contentos porque el objetivo se ha cumplido«. 

«Nuestro sueño es que algún día pueda volver también el campeón de la NBA. Esto es una prueba de que se pueden hacer cosas importantes y que se pudo organizar de la mejor manera. Nos falta un pasito más para que sea la gran copa del mundo». 

Respecto a las Ventanas FIBA, expresó: «Tenía miedo que todos queden clasificados faltando una o dos ventanas, pero en ningún continente está todo definido. Va a ser muy buena porque van a estar todos expectantes. Queríamos esto, que la gente se enamore de su selección y que sea el producto principal como es en todos los países. Necesitábamos que todos jueguen en su casa, que los sponsors se acerquen, que nos acompañen los periodistas y las autoridades del deporte. Hemos sido más inclusivos y aumentamos a 34 países».

«Argentina fue uno de los países más perjudicados por la Euroliga y tenía miedo en el principio, pero teníamos que demostrar que tenemos buenos jugadores y hoy ya estamos en el Mundial. Países como España y Francia también han sacado jugadores en esta oportunidad y les ha ido muy bien».

«El conflicto con de la Euroliga sigue igual, no se puede hablar con ellos. Las federaciones de Europa y las ligas nos han pedido que hagamos la Champions League».  

Sobre su mandato, que finaliza este año, expresó: «Me voy feliz porque se cumplieron todos los objetivos que trabajamos en estos 4 años. Me va a costar dejar la presidencia de FIBA porque me sentía muy bien. Las decisiones los dirigentes las tenemos que tomar en el momento que debe ser. Yo se que la gente está feliz y me lo hace saber, es una felicidad grande pero me tengo que acostumbrar, pero es algo que ya me pasó». 

«El nuevo sistema lo hemos hecho para estar más cerca de las federaciones. Hemos cambiado el sistema de gobernanza. Yo soy feliz en el desarrollo del basquetbol, lo puse como objetivo en el 2014 y lo estamos cumpliendo y desarrollando 20 federaciones para empezar». 

Audio:

Por Santiago Ortega para UCU desde Río de Janeiro

Foto: FIBA

Artículo anterior«Hicimos un gran juego»
Artículo siguienteLas voces del campeón y subcampeón de la Intercontinental