El chicharrazo del final del tercer cuarto apremiaba, pero Paul Millsap realentizó el tiempo y la clavó desde atrás de mitad de cancha como si estuviera practicando, para que Denver aumente la diferencia e ingrese a los últimos diez minutos con el electrónico 94-78 a su favor.

Como si fuera su casa

https://twitter.com/NBA/status/1105687483885539328

Artículo anteriorQuilmes sumó un buen triunfo frente a Estudiantes
Artículo siguienteLa lógica jugó de titular: resumen del martes 12/03