Jeremy Lamb, sobre la chicharra, le dio una importantísima victoria (115-114) a Charlotte sobre los Raptors. ¿Lo llamativo? Jamb convirtió el triple desde atrás de mitad de cancha para silenciar a todo Toronto.

¡El game-winner del año!

Artículo anteriorTres triunfos locales y uno visitante
Artículo siguienteInstituto venció a Atenas y sigue invicto en el Sandrín