PACERS 99 – 107 THUNDER

En el partido menos predecible y quizás, en la previa, el más parejo, Oklahoma le ganó al recientemente clasificado Indiana y complicó las chances de San Antonio de quedar más allá del octavo puesto, aunque aún las cosas están parejas en el Oeste.

El goleador fue Paul George con 31 y Russell Westbrook logró un nuevo triple-doble (su 29° en la temporada) con 17 puntos, 11 rebotes y 12 asistencias. Además, Steven Adams convirtió 25 y capturó 12 tableros. Por el lado visitante, otra vez Bojan Bogdanovic, con el equipo al hombro, anotó 28 unidades, mientras que Domantas Sabonis colaboró con 18 y 10 rebotes.

Lo mejor del partido

WARRIORS 118 – 103 GRIZZLIES 

Golden State derrotó sin problemas al ya eliminado Memphis, a domicilio, con una gran tarea de Kevin Durant (28 puntos y 9 rebotes) y de Stephen Curry (28 y 10). Por el lado local, Jonas Valanciunas, con 27 unidades y 13 rebotes y Bruno Caboclo con 17+13, aportaron sus respectivos dobles-dobles.

Sin embargo, la atención y la alegría total de la noche se la llevó el base Mike Conley, uno de los jugadores, o quizás EL jugador más dominante de la historia de la franquicia de los Grizzlies. Conley anotó un triple desde la esquina cuando quedaban 2′ 50» para el final del segundo cuarto que significó que sobrepase los 11684 de su ex compañero Marc Gasol y se convierta en el máximo anotador de todos los tiempos para el equipo de Memphis. Terminó el juego con 22 unidades y 11700 en total.

Con este logro, llegó a ser uno de los tres jugadores desde que existe la NBA en ser el líder en puntos anotados, asistencias, robos, triples y partidos jugados en una misma franquicia. Los otros dos son LeBron James, en Cleveland, y Reggie Miller en Indiana.

El triple que lo volvió eterno

WIZARDS 124 – 121 SUNS

Victoria ajustadísima de Washington, que ya cuenta con muy pocas chances de playoffs, ante un Phoenix que es de los peores records de la liga. Jabari Parker, saliendo desde el banco, aportó un gran doble-doble con 28 puntos y 15 asistencias, y Thomas Bryant hizo lo propio con 18+19. Bradley Beal también anotó 28.

Igualmente, lo más destacado estuvo, al igual que en el partido entre Memphis y Golden State, en el equipo perdedor: además de los 14 tantos y 10 rebotes de Deandre Ayton o de los 15 puntos de Troy Daniels, hubo un nombre que hizo historia: Devin Booker. El escolta anotó ¡50 unidades! y es ahora, con 22 años y 148 días, el más joven en superar la barrera de los 50 en dos partidos consecutivos (le había metido 59 el lunes a Utah).

A pesar de esto, hay otro record, pero esta vez negativo: D-Book anotó más de cinco decenas en tres oportunidades (la otra fue en 2017 ante Boston, anotando 70). En los tres juegos, su equipo fue derrotado. Es el primer jugador en la historia en perder sus primeros tres partidos de +50 puntos.

Los históricos 50 de D-Book

LAKERS 100 – 115 JAZZ

Utah hizo la tarea en casa y le ganó a unos Lakers llenos de bajas, incluida la de LeBron James por descanso. Otro resultado lógico en una noche que siguió esa línea en los cinco partidos que se disputaron. De esta manera, los Jazz quedaron a una sola victoria de asegurarse matemáticamente su lugar en la postemporada.

El máximo anotador local fue Rudy Gobert con 22 y 11 rebotes, y Joe Ingles se quedó en la puerta del triple-doble con 11 unidades, 14 asistencias y… 9 rebotes. Derrick Favors aportó 20 tantos. Para la visita, JaVale McGee obtuvo su doble-doble con 16+13 y Kyle Kuzma lideró la tabla de goleadores del conjunto angelino con 21.

BLAZERS 118 – 98 BULLS

Portland ganó de visitante en Chicago, que lejos está de ser el equipo que fue en la década de los ’90, y se aferra al tercer lugar del Oeste. Con 70 puntos desde el banco y con Seth Curry como goleador con 20, seguido por Rodney Hood con 15, la visita logró una cómoda victoria por una diferencia de 20 unidades. Por los locales, que no contaron con Zach LaVine, Shaquille Harrison se destacó con 21 y 10 rebotes y Robin Lopez y Cristiano Felicio sumaron 15 cada uno.

La mala noticia es la baja de Lauri Markkanen. Después de varios exámenes, el cuerpo médico decidió que el finlandés no disputará los pocos partidos que le quedan a una de las peores temporadas regulares de la historia de la franquicia, debido a un excesivo estrés. Y, si…