Boca se llevó un triunfo de Mar del Plata, tras vencer a Quilmes por por 77 a 68. La figura fue Boccia, el rosarino anotó 15 unidades, repartió 7 asistencias y bajó 6 rebotes. Rivero fue el goleador del juego con 20 unidades.

En el local Sebastián Morales fue figura con 17 puntos, pero se retiró por 5 faltas en el tramo final del encuentro. Los extranjeros tuvieron una noche para el olvido, Jackson aportó 3 unidades y Frazier apenas 2. Es la cuarta derrota en fila para los de Bianchelli, que ahora enfrenta a Obras el próximo lunes desde las 21 con la necesidad de un triunfo.

Por su parte, la visita comienza su gira por Mar del Plata con una victoria y ahora regresa a Buenos Aires para preparar su duelo con Peñarol, el domingo a las 20. Además, con este triunfo llega a las 15 victorias y se acomoda décimo tercero en la recta final hacia play offs.

En el amanecer del segundo corto, el “tricolor” madrugó a su rival y sacó la máxima de 8 (24-16), tras un excelente ingreso al canasto por fondo de cancha de Maciel y un gancho a 3 metros del aro del goleador parcial, Vasirani (12 unidades al finalizar los primeros 20). Pero con el correr de los minutos el equipo de Narvarte fue limando diferencias hasta que logró dar el salto, una ráfaga de 11 puntos consecutivos le permitió pasar al frente y tomar el control del partido (30–36). Bianchelli no dejó que la visita se escape, y Boca se fue al descanso largo en ventaja, pero solo por un punto (38-37).

La clave para la visita estuvo en el peso de sus jugadores internos: Jasiel Rivero, goleador de la liga, y Roquez Jhonson, extranjero de tan solo 20 años, sumaron 17 unidades (9 y 8 respectivamente), y tomaron 8 de los 17 rebotes de su equipo. La figura parcial del encuentro fue Adrián Boccia, el ex milrayita terminó firmó una excelente 9 puntos, 4 asistencias, 2 rebotes y 2 recuperos, sin pérdidas.

El tercer capítulo comenzó con una gran defensa cervecera, que le negó todas las vías de gol a los de Narvarte, y en 8 minutos le permitió tan solo 5 puntos. En tablero ajeno, sumó a cuenta gotas, pero le permitió poner el tanteador a su favor. La tarea fue colectiva por el lado de local, todos los jugadores que ingresaron pudieron anotar y al último cuarto ingreso en ventaja por 52 a 50.

Los 10 minutos finales tuvieron un arranque positivo para el local. Un pasaje positivo de Morales, que cerró su participación 17 unidades –goleador local-, le dio ventaja de 5 a falta de 6,30 para el cierre. Otra vez aparecieron las dificultades y los temores en el “tricolor”. Adrián Boccia volvió a hacerse cargo del “xeneize”, repartió un par de asistencias y sumó su clásico tiro, flotadora desde el eje y a 5 metros del canasto. El parcial fue devastador, 14 a 0, y logró su máxima ventaja, 70 a 61.

Juane de la Fuente cortó el parcial producto de un ingreso al canasto en contragolpe. Cuando quizás alguno soñaba con la recuperación local, Rivero sentenció el partido con un triple en 45°. El resultado final fue 77 a 68.

Planilla oficial del juego

Informe: Prensa Quilmes Foto: La Liga Contenidos Movistar

Artículo anteriorEstudiantes fue superior a Hispano y sigue subiendo
Artículo siguienteCampazzo determinante en la victoria del Madrid