El Real Madrid está a una victoria de lograr clasificarse a una nueva Final Four tras derrotar por 78 a 63 a Panathinaikos en el segundo juego de la serie que se desarrolló en el Wizink Center de Madrid.

Y el Madrid comanda la serie  en gran parte por lo que está haciendo Facundo Campazzo, que ya no sorprende. Campazzo es dueño y señor del equipo y su aporte en los dos costados de la cancha es vital por la ausencia de Sergio Llul. El base cordobés anuló por completo a Nick Calathes y fue el director de un coro que manejó a su antojó el segundo juego entre Real Madrid y Panathinaikos con momentos de paseo de los blancos, (llegó a estar por +20 puntos arriba).

En comparación al primer juego de la serie, los dirigidos por Pablo Laso no le dieron oportunidad a Panathinaikos basándose en una premisa esencial de este deporte: la defensa. Tal es así que la figura griega, Calathes, terminó con un punto, (0 de 11 en tiro de 2 y 3 pts). Por el otro costado, Madrid era un vendaval de la mano de Campazzo, Taylor, Fernández, Randolph y Tavares. Todo esto sumado a un estadio que se venía abajo por el apoyo de los fieles blancos. Todo fue del Madrid, de principio a fin, y ahora viajará a Grecia en busca de la sexta Final Four en siete años.

Campazzo superlativo

El argentino finalizó con 13 puntos (2 de 3 de dos y 3 de 5 en triples), 7 rebotes, 9 asistencias y 5 robos para 26 de valoración en 22:33. Facundo, base top en Europa, brinda un mix de madurez física, mental al que le agrega corazón y pasión a su juego, y esto hace que no haya imposibles para él y claro está para su equipo también. Tras la victoria, Campazzo habló con los medios de prensa: “Es importante ir con dos victorias a Atenas. Cumplimos los objetivos de conseguir dos victorias en casa. Es importante ir con 2 a 0, aunque sabemos que no va a ser fácil allí. Cada partido va a ser distinto y tenemos que estar preparados. Ellos juegan mejor como locales”.

“Me siento muy bien. Es un deporte colectivo y cuando el equipo va bien las individualidades crecen. Todos los jugadores teníamos la mirada de querer ganar. Al Panathinaikos se le gana con intensidad y jugando bien. Tenemos que estar concentrados, ser exigentes y mejorar detalles, porque son los que marcan la diferencia”, agregó el base.

Por su parte, Gabriel Deck, terminó con 2 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias en 14:32. El santiagueño se ganó un lugar importante en la rotación de Pablo Laso y se nota su crecimiento y madurez. Realiza un trabajo de obrero, muchas veces lejos de los flashes, pero fundamental para el equipo.

En tanto, el entrenador Pablo Laso, afirmó: “Si queremos ganar en Atenas vamos a tener que hacerlo mejor de lo que hemos jugado en el Palacio. Hoy también nos ha dado un empujón porque la gente ha estado magnífica. Parte del éxito del equipo es el ambiente que se ha vivido en el Palacio desde el principio, que ha empujado al equipo a hacer un muy buen partido y conseguir una victoria que nos coloca 2-0”.

“El trabajo defensivo ha sido muy bueno en los dos partidos. Hemos sido capaces de controlar muchos aspectos del juego respecto al plan del partido. El equipo ha mostrado una energía y concentración muy alta, y ha sido clave para dominar el partido. Panathinaikos es un equipo con mucho peligro y para sacar la victoria hemos tenido que hacer muchas cosas bien”.

El Madrid viajará a Grecia en donde enfrentará en el tercer juego de la serie a Panathinaikos el miércoles 23 a las 21:00 hs. y una victoria podría darle el paso a la tan ansiada Final Four.

La primera nota de Campazzo en inglés quedará para la historia:

Informe especial de Ignacio Palenzuela para Uno Contra Uno desde Madrid

Fotos: Real Madrid

Artículo anteriorComunicaciones dominó a Hispano
Artículo siguienteUCU TV del sábado 20 de abril