Argentina había perdido anoche ante EEUU por 70-62 jugando un gran partido y todas las expectativas estaban puestas en el juego de hoy frente a Colombia, que había vencido a Islas Vírgenes 69-66. Sin embargo, el partido nunca se jugó y Las Gigantes perdieron por «negligencia logística».

Cuando faltaban minutos para arrancar el encuentro clave, se dio a conocer que ambos equipos tenían camisetas oscuras (azules) y que Argentina era el encargado de llevar las blancas. Nadie había llevado las camisetas claras.

Los árbitros y los equipos se fueron a sus respectivos vestuarios, después de largos minutos la ropa argentina llegó al estadio pero, apoyados por el reglamento, la organización decidió darle por perdido el encuentro a Las Gigantes por «negligencia logística». Colombia mostró una postura intransigente y ganó el 20-0.

La Confederación Argentina de Básquet hizo oficial las renuncias de Hernán Amaya, Jefe de equipo de Las Gigantes y de Karina Rodriguez, Directora de Desarrollo del básquet femenino.

Artículo anterior«Esta temporada hay restricciones económicas en los armados»
Artículo siguienteFederico Susbielles: «Es un error grave»