Gregg Popovich realizó (casi obligado) el último corte en la preselección de Estados Unidos. De esta manera, quedaron definidos los 12 jugadores que conformarán la plantilla estadounidense en el Mundial de China 2019. El jugador descartado es Kyle Kuzma: el hombre de Los Ángeles Lakers sufrió una leve lesión en su tobillo izquierdo, pero se decidió preservarlo para que pueda recuperarse al 100% de cara a la temporada 2019-20 de la NBA.

De esta manera, los convocados para representar a su país desde el 31 de agosto en el continente asiático son: el ganador del oro olímpico en 2016 Harrison Barnes (Sacramento Kings); Jaylen Brown (Boston Celtics); Joe Harris (Brooklyn Nets); Brook Lopez (Milwaukee Bucks); Khris Middleton (Milwaukee Bucks); Donovan Mitchell (Utah Jazz); el campeón del Mundial 2014 Mason Plumlee (Denver Nuggets), Marcus Smart (Boston Celtics); Jayson Tatum (Boston Celtics); Myles Turner (Indiana Pacers); Kemba Walker (Boston Celtics); y Derrick White (San Antonio Spurs).

El anuncio se hizo luego del amistoso que Estados Unidos perdió ante el anfitrión de la noche, Australia: fue por 98 a 94 con un Patty Mills encendido para los de Oceanía (30 puntos). Por el lado norteamericano, Kemba Walker sumó 22 y Harrison Barnes 20. El conjunto dirigido por Popovich, y con Steve Kerr (Golden State Warriors), Lloyd Pierce (Atlanta Hawks) y Jay Wright (Universidad de Villanova) como asistentes, disputará su último amistoso ante Canadá el 26 de agosto, en Australia, y debutará en el Mundial el 1 de septiembre, ante República Checa, en Shangai.

Artículo anteriorEl Japón de Julio Lamas festejó ante Alemania
Artículo siguienteEl camino de Las Gigantes hacia la AmeriCup