SHANGHAI (China) – Solo un equipo puede ser vigente campeón y los tenemos aquí. De hecho, los Estados Unidos son los dos veces campeones defensores y buscan un tercer trofeo consecutivo sin precedentes de la Copa del Mundo de Baloncesto FIBA.

El equipo que tome la cancha cuando comience su campaña será joven con una edad de promedio de 25.6 años, y será relativamente inexperto en el escenario internacional con solo dos jugadores que tienen experiencia previa en la Copa del Mundo o en los Juegos Olímpicos. Pero hasta que alguien los derrote, los estadounidenses aún deben ser respetados como favoritos.

La competitividad del grupo se ve reforzada por Turquía, el país que cayó ante los Estados Unidos, en la final de la Copa del Mundo de 2010. Turquía le dio a ellos uno de sus partidos más difíciles en la Copa del Mundo 2014 durante la Fase de Grupos y finalmente llegaron a los cuartos de final.

Esta será la primera Copa del Mundo para la República Checa, aunque Checoslovaquia participó en cuatro ediciones de 1970 a 1982. Será la primera para Japón desde 2006 y la cuarta en general (1963, 1967, 1998). En cuanto a los Akatsuki Five, buscarán generar un impulso para los Juegos Olímpicos que el país organizará el próximo año en Tokio.

Equipo a batir: Estados Unidos

En tres palabras, los Estados Unidos.

Aunque dominante en los Juegos Olímpicos a lo largo de los años, Estados Unidos sólo ha ganado solo 5 de las 17 Copas del Mundo en las que ha competido. Una razón para eso podría ser que más partidos en un torneo más largo requieren mayor concentración y determinación.

Este equipo, liderado por los All Stars de la NBA Kemba Walker y Khris Middleton, será similar al equipo de 2010 que también contó con solo dos All Stars actuales en Derrick Rose y Kevin Durant, pero que tenía un futuro MVP en Stephen Curry y una estrella en ciernes como Russell Westbrook. En sus dos temporadas en la NBA, el actual miembro del equipo, Donovan Mitchell, tiene ese mismo tipo de vitola, promediando 23.8 puntos por partido en la NBA la temporada pasada.

El equipo de 2010 también contó con Eric Gordon, Rudy Gay y Andre Iguodala. ¿Serán Jayson Tatum, Myles Turner, Marcus Smart o Jaylen Brown las estrellas destacadas de este equipo en la intendencia?

La experiencia del equipo senior vendrá de la mano de Mason Plumlee, que tiene el trofeo de la Copa del Mundo 2014 en su currículum, y Harrison Barnes, quien posee una medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Aunque en realidad son los dos veces campeones defensores, es el comienzo de una nueva era para los estadounidenses, ya que un nuevo entrenador los llevará a la batalla en un torneo importante por primera vez desde que Mike Krzyzewski tomó el timón Copa del Mundo de Baloncesto FIBA ​​2006. (Krzyzewski había entrenado previamente al equipo de la Copa del Mundo a Estados Unidos en 1990).

Un hombre que muchos consideran el mejor entrenador de la NBA, Gregg Popovich, ahora es responsable de mantener a los estadounidenses en la cima.

Duelo clave: EE UU v Turquía

El partido entre Estados Unidos y Turquía el 3 de septiembre será una revancha de la final de la Copa del Mundo de 2010, una victoria estadounidense 81-64, así como un enfrentamiento en la primera ronda de 2014 que ganó EE UU por 98-77.

Esto podría determinar qué equipo encabeza el grupo. Turquía empieza con Japón, que podría ser un partido de trampa. Japón se dio cuenta de esto con una victoria de exhibición por 86-83 sobre Alemania el fin de semana pasado, aunque también sufrieron una derrota en el último segundo ante Túnez en casa. Los estadounidenses serán probados en batalla después de jugar un par de partidos en Australia.

Quizás el enfrentamiento clave número 2 será el 5 de septiembre cuando Turquía y la República Checa se enfrenten, especialmente si entran en ese partido con registros de 1-1. Podría ser un partido para determinar el segundo lugar en el grupo.

Estrella del grupo: Kemba Walker

En pocas palabras, Kemba Walker es un ganador. En la NBA se convirtió en uno de los mejores jugadores de la liga con los Charlotte Hornets, ganando tres selecciones para el equipo All Star de la Conferencia Este y la temporada pasada entró en el Tercer Equipo de la NBA. Walker se ha unido a los Boston Celtics para la próxima temporada. En 2011, levantó a todos los que lo rodeaban para llevar a UConn al título de la NCAA y fue nombrado el MVP Final Four.

En su única participación en una competición FIBA, Walker lideró a Estados Unidos a la medalla de plata en el FIBA América U18 de 2008 contra los anfitriones de Argentina. A pesar de terminar segundos Walker fue reconocido como el MVP del torneo.

Promesa: Rui Hachimura

El japonés Rui Hachimura jugará su primera Copa del Mundo antes de jugar su primer partido de la NBA. Como All-American en Gonzaga el año pasado, Hachimura y sus 2.03 m de talento, fue la novena selección en el draft de la NBA por los Washington Wizards.

Hachimura promedió un doble-doble en sus tres eventos juveniles FIBA. Terminó tercero con Japón en el Campeonato FIBA Asia U16 en 2013, liderando al equipo con 22.8 puntos y 12.6 rebotes por partido. En el Mundial de Baloncesto FIBA U17 2014 en Dubai, promedió 22.6 puntos y 6.6 rebotes por partido. Fue igualmente impresionante en el Mundial de Baloncesto FIBA U19 2017, donde anotó 20.6 puntos y 11 rebotes por encuentro.

Cara familiar: Ersan Ilyasova

Será la tercera Copa del Mundo para el conocido Ersan Ilyasova, de 32 años, que se entró en la lista de los 12 Gigantes en 2006 y 2010. Una lesión en el tobillo durante la temporada 2014 de la NBA lo mantuvo fuera del equipo de la Copa del Mundo ese año.

En la Copa del Mundo 2010 World Cup, el jugador de 2.05m Ilyasova fue instrumental liderando a Turquía al partido por el título delante de un público entregado promediando 13.5 puntos y 7.6 rebotes por partido.

«Perdimos la final de 2010, pero todavía sigue siendo uno de los mejores recuerdos de mi carrera», dijo Ilyasova a FIBA. «Es el mejor equipo del mundo y llevo mucho tiempo viviendo en el país (Estados Unidos), por lo que siempre es especial jugar contra los estadounidenses».

También en su tercera Copa del Mundo se encuentra Semih Erden, de 33 años y 2,10 m juega como pívot. También se perdió el 2014 después de jugar los dos torneos anteriores. Y, al igual que Ilyasova, también fue una pieza fundalmental de la carrera del segundo lugar, promediando 9.1 puntos y 4.6 rebotes por partido.

Informe: FIBA
Gráfica de portada: ucuweb

Artículo anteriorLos 12 de Rusia para China 2019
Artículo siguienteCanadá 1994: Mal arranque, final feliz