A 15 años de la conquista de la medalla de oro, Leonardo Gutiérrez, habló sobre la hazaña lograda por la Generación Dorada. Además, el cordobés se refirió a la Selección que se prepara para el debut, el sábado, en el Mundial de China. Frases destacadas y audio completo.

«Ya pasó un tiempo y los recuerdos son varios, las ilusiones que teníamos antes de llegar a la final. La noche anterior nos pusimos a firmar una camiseta todos porque no nos podíamos dormir. Lo que vivimos a la hora de ganar el partido, estar en el vestuario y los festejos, es lo que más recuerdo«. 

«Lo que nos pasó en el 2002 nos preparó por si teníamos que jugar una instancia final. Cuando estuvimos adelante en el tanteador en un partido difícil contra Italia, supimos en que momentos teníamos que estar para ganar y no cometer los mismos errores que habíamos cometido hace dos años«. 

«Teníamos compromiso, humildad y trabajo. Lo que se hizo durante ese tiempo fue muy grande en cuanto a trabajo y la humildad de dejar de lado los egos personales y poner el granito de arena para construir con el equipo algo bueno y la hermandad que teníamos. Un grupo muy unido que tiraba para el mismo lado. Hay cosas que tuvimos que poner en claro antes de ir a competir, eran roces, pero quedaban ahí y no pasaba a mayores. Era todo lo que había que poner para el bien del grupo y para lo que necesitábamos». 

«Como entrenador intento poner un poco de lo que aprendí con la Generación Dorada, intento que los jugadores entiendan para qué están en cada equipo. Eso entendí yo y creo que cada uno de los integrantes entendían para qué estaban en la Selección. Lo hablo, pero no lo pongo como ejemplo. Rubén (Magnano) y los entrenadores que estaban, sabían como llevar a los jugadores a sus roles y los jugadores entenderlo»

«Se juntó un grupo en un momento correcto en el lugar indicado, con le entrenador indicado, para conseguir lo que se consiguió y eso es lo principal. Construimos nuestro equipo y esa generación dejando de lado los egos personales. Fue un proceso de mucho tiempo, la mayoría nos conocimos desde los 15 años y fuimos jugando juntos hasta llegar a la Selección Mayor. Fue un trabajo en conjunto al que se llegó después de mucho tiempo juntos». 

«No sé si se puede igualar, pero veo a la Selección de hoy y me hace acordar a lo que éramos en el 99, 2000, 2001 y 2002. Me hace acordar a nosotros, dejábamos el alma por el equipo y hoy están demostrando eso y transitando el camino que nosotros transitamos. Ojalá puedan lograrlo».

«Me encanta como están jugando, la seguridad que tiene la Selección actual. Ojalá puedan dar un golpe en China y mostrar el buen básquet que están jugando. Creo que Argentina puede hacer un gran Mundial«. 

Audio:

Nota: Guillermo Japazze, Prensa Olímpico

Fotos: Olímpico de La Banda y archivo de Selección

Artículo anteriorCanadá 1994: Mal arranque, final feliz
Artículo siguienteGrecia 1998: Renovación y cambios