El principal candidato a colgarse la medalla no le dio ningún tipo de chance a los americanos, ya que desde el comienzo del encuentro se encargaron de disipar todo tipo de ilusión y esperanzas de hazaña. El electrónico final mostró 90-47.

El primer parcial fue 23-14, y ya desde los primeros momentos del juego los boricuas se dieron cuenta de que contra Serbia es imposible, verdaderamente imposible: velocidad constante, intensidad a un nivel superlativo, defensa compacta, sólida y aguerrida, juego vistoso, buscando siempre al compañero mejor ubicado para lanzar el tiro; en otras palabras, básquet.

El segundo cuarto fue por el mismo camino: Puerto Rico no tuvo mucho que hacer ante un nuevo parcial abultado de 26-12 en contra, para retirarse al descanso largo 49-28. Lo que vino después de las charlas en vestuarios estuvo completamente de más, y sirvió solamente para que Serbia continué desplegando su admirable juego y aumentando su ventaja en el marcador, al tiempo que el goleo de los latinos seguía disminuyendo.

El tercero culminó 22-13, y el último 19-8, para establecer el 90-47 final.

El más destacado del ganador fue Bjelica con 18 puntos, seguido de Marjanovic con 16 y Jokic con 14, bien abastecidos siempre por el tremendo Bogdanovic, quien repartió 5 asistencias. En frente, el mejor boricua fue Huertas, con 11.

Estadísticas completas

El domingo, Puerto Rico irá por la hazaña ante Italia en el primer turno, mientras que Serbia jugará frente a España, para definir los primeros puestos del grupo.

Artículo anteriorLa Unión estuvo cerca pero no pudo ante Baurú
Artículo siguienteGrupo I: Polonia fue más que Rusia y está en cuartos