La primera mitad del encuentro fue muy pareja. Si bien España dominó en el rectángulo a su rival, cuando le llegó a sacar 8/10 puntos en dos ocasiones, Polonia en seguida volvió a ponerse en partido, sin permitirle a La Roja tomar una distancia considerable que le brinde un poco de aire de cara al descanso largo, donde el marcador mostró 46-41 a favor de los comandados por Scariolo.

Luego de las charlas en vestuarios, los españoles desplegaron toda su jerarquía en el parquét de Shanghai. Con un rápido parcial de 16-8 hacia el promedio del período (8 de Rudy -2 triples-), el cotejo se volvió cuesta arriba para los polacos, a quienes se les cerró el aro ante buenas defensas de los ibéricos, y cada vez que atinaban a acercarse, del otro lado los vestidos de blanco respondían con la misma moneda, de modo tal que se hacía imposible limar la ventaja en el electrónico, que marcó 67-58 hacia el capítulo final.

El último período empezó mejor para Polonia, que se puso a seis, pero tres canastas consecutivas de Willy Hernangómez devolvieron todo a la normalidad, y España nuevamente sacó once de diferencia.

Sin embargo, un parcial 7-0 de la mano de Slaughter y Waczynski puso a los polacos en partido, abajo por cuatro (76-72), aunque rápidamente el pivot español volvió a lastimar en la pintura con un doble+falta y Ricky Rubio clavó dos bombas desde la tercera dimensión, para que la distancia sea nuevamente de doble dígito hacia el final del partido, ganando por 90-78 e ingresando a semifinales del Mundial.

Los mejores del partido fueron Rubio, con 19 y 9 asistencias, y Willy Hernangómez, con 18 unidades. En Polonia, el más destacado volvió a ser Slaughter, también con 19.

Estadísticas completas

España jugará ante el ganador de República Checa vs. Australia, el próximo viernes.

Nota: Ucuweb.
Foto: Federación Española de Baloncesto.

Artículo anterior«Lo más grande de este equipo es el amor propio»
Artículo siguienteLuca Vildoza: «Tenemos una semifinal y vamos a ir por todo»