El arranque del partido fue positivo para el Xeneize (10-0) pese la temprana salida de Leiva por lesión. Sin embargo, de a poco la visita fue llevando el juego para su zona de confort, empezó a dañar con Basualdo en la pintura, un movedizo Fuller y un triple de Acevedo para pasar al frente (15-13) y cerrarlo arriba (20-17) luego del último intercambio de conversiones que incluyó una buena entrada de Gargallo en el dueño de casa.

Show de Sandes

El conjunto correntino prolongó su buen momento en el inicio del segundo, gozó de ráfagas positivas puntuales de diferentes jugadores y sacó dos dígitos (32-21) de luz. Pero la reacción de Boca no se hizo esperar y con los experimentados (Sandes, Boccia y Aguerre) al comando llegó incluso a pasar al frente, pero una bomba de Basabe sobre el cierre hizo que a la hora del descanso la ventaja sea correntina (41-40) por la mínima.

El Rojinegro abrió bien el tercero, primero con Fuller (50-44), luego con efectividad perimetral (60-49) y finalmente con Solanas (64-51), pero un minuto de Narvarte devolvió a Boca al juego. Leiva abajo y una ráfaga (5) de Sansimoni dejó la diferencia nuevamente en un dígito y el último intercambio de conversiones sentenció que el conjunto del Litoral se vaya al descanso ganando pero con un 67-58 que dejaba todo por definirse.

La máxima volvió a ser de 13 (75-62) en el arranque del último, pero Boca revivió a fuerza de defensa y lanzamientos perimetrales de sus estandartes (Boccia, Aguerre, Sandes). Sin embargo, siempre que San Martín quedó en apuros encontró un triple que le permitió volver a respirar, incluso tomando buenas ventajas y cerrándolo con un 98-87 que lo deja muy bien parado pensando en un hipotético desempate ante Boca al final del torneo.

No pudo continuar Boca Juniors con su racha positiva en condición de local. Luego de derrotar a Argentino de Junín, el equipo de Narvarte cayó frente a San Martín y sabe que deberá ganar sí o sí ante Bahía Basket para seguir soñando con un lugar entre los ocho. San Martín no sintió el esfuerzo hecho en el Pando, pegó fuerte en la Bombonerita y sigue firme dentro de los equipos que hoy por hoy clasificarían a pelear por el título.

Fuente: Prensa Boca