(Foto: Slam)

Es conocido el gran palmarés que logró Kobe Bryant a lo largo de su carrera en los Lakers y muchas veces queda un poco de lado que, defendiendo los colores de Estados Unidos, también consiguió quedarse con varios certámenes internacionales. En su haber tiene la medalla dorada de un preolímpico y dos Juegos Olímpicos.

La carrera de Kobe con la selección inició bastante más tarde de lo que se podría imaginar. Lo habían convocado para disputar los Juegos Olímpicos del 2000 en Sidney pero prefirió bajarse, ya que en esa época era la ceremonia de su casamiento. También se ausentó en el Mundial 2002 por temas personales. En el FIBA Américas de 2003 no pudo estar presente porque se sometió a una artroscopía en sus hombros y rodillas y en Atenas 2004 tuvo que bajarse por un caso de violencia que lo involucraba.

Recién en el mundial de Japón 2006 iba a poder defender a su país de manera oficial pero, debido a que se tuvo que operar la rodilla derecha una vez finalizada la temporada de la NBA, no pudo acudir a un torneo al que habitualmente Estados Unidos va con jugadores de segundo nivel y no los mejores.

Finalmente al año siguiente se dio su debut en el equipo norteamericano. Fue en el FIBA Américas de Las Vegas en 2007 que servía como clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. En ese torneo Bryant se lució y fue el más destacado en la final ante Argentina, partido que ganaron por 118 a 81, y Kobe terminó el torneo promediando 15.3 puntos, 3 asistencias y 2 rebotes por partido.

En junio de 2008 le confirmaron que sería parte del equipo para los JJOO, el Redemption Team. Era la primera vez que iría con su país a un torneo de selecciones de primer nivel y no iba a defraudar. En el grupo B les tocó emparejarse con el local, España, además de Alemania, Grecia y Angola. Como era de esperar, ganaron de manera invicta esa primera fase. En cuartos de final les tocó enfrentar a Australia, equipo al que vencieron por 116 a 85.

En semifinales, como había sucedido cuatro años antes, se vieron las caras con Argentina y esta vez la historia fue diferente: victoria por 101 a 81 y pase a la final. Ahí les esperaba España, equipo que siempre le hizo la vida complicada a los estadounidenses, pero no alcanzó y Bryant y sus compañeros se colgaron la medalla de oro tras vencerlos por 118 a 107. Esa noche Kobe encestó 20 puntos, de los cuales 13 fueron en el último cuarto, y repartió seis asistencias.

Más allá de que su carrera no fue muy larga representando a su país, decidió decirle adiós a la camiseta del Team USA una vez finalizados los Juegos Olímpicos de Londres en 2012. En esa cita, el equipo de Estados Unidos integró el grupo A y enfrentó a Francia, Argentina, Lituania, Nigeria y Túnez, venciendo a todos para pasar como líder e invicto de la primera fase.

Casi como si hubiera sido escrito, el elenco norteamericano tuvo que enfrentar en cuartos de final, semifinal y final a los mismos rivales a los que enfrentó cuatro años antes: Australia, Argentina y España. A los de Oceanía los derrotaron por 119 a 86, al equipo de Julio Lamas por 109 a 83 y a los europeos por 107 a 100 para volver a colgarse la dorada. Kobe promedió 12.1 puntos, 1.8 rebotes y 1.2 asistencias por juego en su último certamen olímpico.

Además de todo lo que logró con su selección, Bryant tiene una particularidad a la hora de haber vestido la camiseta del Team USA y es que nunca perdió un juego representando a su país, tiene el 100% de efectividad. De los 26 partidos que disputó, repartidos en estos tres títulos que ganó, nunca perdió. Un hito más que agiganta su leyenda y que lo hace aún más difícil de, al menos, intentar igualar.

 

Nota: Emiliano Iriondo / Twitter: @emi_iriondo