(Foto: NBA)

Cuando Dirk Nowitzki llegó a la NBA en 1999, probablemente no imaginaba que iba a estar durante 20 años en la élite del básquet mundial. Quizás mucho menos que lo haría con el mismo equipo y que tendría la posibilidad de ganar un título, llegando también a otra final en la que terminaría cayendo.

Sin embargo, este histórico ala pívot es dueño de uno de los récords más asombrosos a los que un jugador no norteamericano puede aspirar, y es el de ser el máximo anotador histórico, superando nombres como Pat Ewing, Tim Duncan y hasta Hakeem Olajuwon. Dicho hito lo alcanzó un día como hoy pero de 2014 y, hasta su retiro, sumó casi cinco mil más a su carrera.

Ese 11 de noviembre, los Mavericks recibían en el American Airlines Center a los Kings y el juego no inició de la mejor manera para los suyos, que llegaron a perder por 24 puntos en el segundo cuarto. Sin embargo, la noche era especial para el alemán y no podía irse con una derrota en el marcador.

A pocos minutos para el cierre del encuentro, y ya con Dallas al frente en el electrónico, el nacido en Wurzburg recurrió a un doble de larga distancia para estirar la ventaja a nueve. Cuando la pelota entró al aro y alcanzó las 17 unidades en su cuenta personal, el estadio ovacionó al referente histórico del equipo. Lo había hecho, había superado los 26946 de Olajuwon para ser el extranjero con más puntos en la liga más importante del planeta.

Finalmente, ese juego lo cerró con 23 puntos para poner su nombre en la historia como el noveno máximo anotador en la historia de la liga entre norteamericanos y extranjeros. Para agrandar aún más su paso por la NBA, Dirk alcanzó los 31560 puntos al cierre de su carrera, lo que le permitió escalar hasta la sexta posición de esa tabla.

Para dimensionarlo como lo que realmente fue, es y será, solo Kareem, Karl Malone, LeBron, Kobe y Jordan tienen más puntos que él. Detrás quedaron nombres como Chamberlain, Shaq, Moses Malone y Elvin Hayes, por citar algunos. Si bien jugadores como Giannis Antetokounmpo, Joel Embiid o hasta su ex compañero Luka Doncic podrían superarlo, les tomará mucho tiempo poder hacerlo, ya que Nowitzki construyó su imperio a base de 20,7 puntos por juego a lo largo de 20 años en el más alto nivel.

Nota: Emiliano Iriondo | Twitter: @emi_iriondo

Artículo anteriorLa temporada 20/21 de la NBA ya tiene fecha
Artículo siguienteArgentino paró a Obras y celebró su primera victoria