El alero de 39 años, Federico Marín, nuevo jugador de Peñarol de Mar del Plata, habló en UCU Radio sobre su nuevo desafío en el equipo donde será dirigido por Leandro Ramella, tras su paso por La Unión de Formosa en La Liga Nacional y Hebraica en la Liga Uruguaya de Basquetbol. Reviví la nota completa y las mejores frases:

«Siempre la idea fue empujar para seguir jugando en mi ciudad y cerca de mi familia, pero no se termina dando. No son los mismos tiempos y Estudiantes está en un momento de restructuración. Hoy sentarme hablar del año que viene era una situación difícil y bastante están haciendo para poder meterse en los playoffs».  

«Lo de volver a Estudiantes se tendrá que dar entre las dos partes, lo mio es el día a día. El sueño de volver lo tengo desde que me fui en 2006 y si puedo seguir jugando y estoy en condiciones estoy siempre predispuesto. Si estoy a la altura se que voy a volver, es donde me quiero retirar«. 

«Hay una base de jóvenes que vienen pisando fuerte. Sentí que Peñarol realmente estaba interesado en mi, lo hablé mucho con la familia, de esta manera voy a estar más en contacto con ellos, y es algo que valoro mucho. Sé la idea de juego que tiene Leandro Ramella«.

«Me gusta saber la idea de juego del entrenador y que eso se note en el equipo. Leandro tiene una idea de juego, es un entrenador con el que podés hablar e intercambiar opiniones. Tiene las pautas claras y está abierto a escuchar». 

«Mi paso por Uruguay fue corto, pero muy lindo. Con Rasio y Alessio nos sentimos muy cómodos en el equipo y con los dirigentes. Fue un mes y medio, donde además de competir y poder estar en competencia, el trato fue muy bueno«. 

«La temporada en La Unión fue intermitente, tuvimos una pretemporada de 15 días, así que nos fuimos corrigiendo con el correr de los partidos. En los últimos partidos empezamos a agarrar un buen ritmo, después de atravesar muchos casos de COVID-19. Al final pudimos entender que dimos ventajas en el inicio y no pudimos entrar a los playoffs, que era el objetivo principal«.

«Arranqué el curso de ENEBA Nivel 1, porque quiero tratar de seguir vinculado al básquet y hay muchas cosas que quiero seguir aprendiendo y mejorando. Agradezco a todos los entrenadores que tuve porque eso me va a formar a mi. Por mi carácter a veces chocaba mucho con los entrenadores, me di cuenta de eso y con el tiempo lo fui cambiando y sé que eso me va a servir para el día de mañana». 


Foto: FUBB / LNB Contenidos

Artículo anteriorLaprovittola se va del Madrid: ¿su destino está en Barcelona?
Artículo siguienteRay Santana: «El Salvador está creciendo poco a poco»