Faltaban un poco menos de dos minutos para cerrar el primer tiempo en el duelo que tuvo a Eslovenia como triunfador ante España y Luka Doncic, con tres faltas, se llevó por delante a Ricky Rubio. Un eventual cobro en contra de la estrella NBA podría haberlo puesto con cuatro foules para el segundo tiempo pero lo árbitros cobraron en contra del base español.

Esta jugada generó un diálogo muy interesante camino al vestuario entre el DT de la Selección de España, Sergio Scariolo y Luka Doncic.

Foto: FIBA

Artículo anteriorUnión dio el primer paso y se adelantó en la final de la Liga Argentina
Artículo siguientePau Gasol: «Veremos si nuestra fuerza colectiva puede más que el talento individual»