A pocas horas del partido crucial que deberá afrontar la Selección Argentina de básquet ante Australia, por los cuartos de final de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 (martes a las 9), Facundo Campazzo, una de las figuras del equipo de Sergio Hernández, habló a fondo con TyC Sports.

Campazzó y la Villa Olímpica: «En la delegación Argentina siempre hay buena onda»

«Es tremendo estar acá, disfruto mucho estar en la Villa Olímpica. Lo que más me sorprende es cuando vas al gimnasio: parece el del barrio y están los mejores atletas del mundo calentando, haciendo cargadas… Lo disfruto mucho, porque parece que fuese normal todo, pero hay que tomar dimensión. El día a día, hablar con otros atletas, está buenísimo y con la delegación argentina siempre hay buena onda. Estás representando a millones de personas, todo deportista anhela estar acá», empezó comentando el jugador de Denver Nuggets.

Muy distendido, Campazzo reveló cuál es el deporte que lo atrapó y qué comenzó a seguir de cerca durante estos Juegos Olímpicos: «Me empezó a gustar arco y flecha. Con los chicos googleamos como eran las reglas y nos encantó. Me gusta ver todos los deportes».

Campazzo, sobre Australia, el rival de cuartos en Tokio 2020: «Es muy peligroso»

Por otro lado, ya refiriéndose estrictamente al duelo de cuartos que El Alma afrontará con Australia, Facu confesó que Argentina va a necesitar jugar bien, ya que «a este nivel no te alcanza con huevos», aunque al mismo tiempo destacó que el equipo «viene mejorando».

En esa línea, también aseguró que no tenía ninguna preferencia en enfrentar a Francia o Australia en esta instancia, pero que ahora ya se mentalizan en los oceánicos y en cómo contrarrestarlos.

«Sabemos que Australia es muy peligroso, con una cabeza de serpiente como es Patty Mills, que hay que seguirlo por todos lados y es uno de los mejores jugadores del torneo. Australia te demanda el ciento por ciento, mental y físicamente», dijo el base, que además remarcó que deben «aprovechar» que sus rivales tendrán una baja sensible por lesión: Aron Baynes, el pívot que juega en los Toronto Raptors.

Campazzo y un ping pong imperdible

Para cerrar la charla con José Montesano, Campazzo se prendió a un ping pong de preguntas y respuestas imperdible. El periodista le lanzaba un nombre en el aire y él debía definirlo en una palabra o, en algunos casos, explayarse sobre su persona.

  • Sergio Hernández: «Como un padre».
  • Sara (su hija): «La número uno, todo. Me cambió la vida».
  • Argentina: «Un orgullo. Es una pasión representar a 40 millones de habitantes».
  • Consuelo Vallina (su pareja): «La número uno».
  • Luka Doncic: «Hoy por hoy es el número uno. A Luka lo admiro. Después del partido con Eslovenia, cada uno de nosotros fue mejor jugar después de enfrentar a un jugador como él».
  • Ricky Rubio: «Se está cansando de ganarnos, es un jugador que maneja muy bien los tiempos del partido y que nos cuesta mucho agarrarle la mano».
  • Luis Scola: «No hay nadie como él. Hay que tomar dimensión de lo que tenemos al lado nuestro. Es una leyenda que todavía está jugando a un nivel increíble. Tenemos que ser alumnos con él. Viéndolo cómo se prepara, cómo entrena, es un lujo. A mi en lo personal me ayudo mucho, adentro y afuera de la cancha. Te enseña todo el tiempo».
  • Nicolás Laprovittola: «Un crack. Un hermano con el que vivimos muchas cosas».
  • Gabriel Deck: «Lo admiro y lo quiero mucho, es como un hermano. Está siempre listo. Es de esos que van a estar en las buenas y en las malas».
  • Córdoba: «El lugar donde me crie, donde tengo mis amigos de la infancia y dónde empecé a jugar al básquet. Me encanta ir, es un cable a tierra».

Nota: TyC Sports
Foto: CAB

Artículo anteriorPau Gasol: «Veremos si nuestra fuerza colectiva puede más que el talento individual»
Artículo siguienteSantiago Vaulet: «Tenía la idea de ir a jugar al exterior»