Después de muchos idas y vueltas y de poder reorganizarse dirigencialmente tras la salida de Marcelo Tinelli como encargado principal del club y puntualmente del básquet de la institución de Boedo, los nuevos encargados de llevar adelante la disciplina están trabajando en el armado del plantel para la próxima temporada de Liga Nacional.

En principio, las energías están abocadas en cumplir con obligaciones anteriores y arreglar las deudas con jugadores, entrenadores y representantes, pero, casi al mismo tiempo, ya se piensa en el equipo con varios nombres.

Según ya adelantó Fabián Pérez en 3X3 Radio, el entrenador será oficializado en los próximos días y será Álvaro Castiñeira, ex DT de Ferro en la máxima categoría y de Lanús en el Torneo Federal. El entrenador, que luchó para salir de un estado grave de salud por covid-19, está listo para dirigir, es hincha de San Lorenzo, y tendrá la oportunidad de ser el entrenador del Ciclón.

Entre los jugadores que interesan, en la base estaría Lucas Pérez, ex Lanús, La Unión de Formosa y Boca. El escolta sería José Defelippo, quien seguiría en el azulgrana y se aún no está clara la situación de Máximo Fjellerup, quien es jugador del club pero tienen intenciones de emigrar al exterior. Otro perimetral que interesa es Eric Flor, quien ya jugó en San Lorenzo como ficha U23 con pocos minutos y llegaría tras su paso por Boca y Olímpico. Sin embargo, el tirador también quería jugar afuera de Argentina.

Entre los internos, hay varios nombres que sonaron para el rearmado del Ciclón. Entre los más importantes se mencionaron las posibles llegadas de Ignacio Alessio (aunque seguiría su carrera en Uruguay), con último paso por Instituto de Córdoba y el retorno de Matías Sandes, quien fue campeón en Boedo. El que seguiría también con posibilidad de tener más minutos como alero o  ala pivot sería Leandro Cerminato, quien es jugador del club pero que en las últimas temporadas fue cedido a equipos de otras categorías.

Por las deudas que aún se mantienen con jugadores extranjeros que pasaron por la institución y la sanción que estableció FIBA, por ahora, San Lorenzo no podría contar con extranjeros en el plantel.

 

Artículo anteriorComienza un nuevo Mundial para la selección femenina U19
Artículo siguienteFederico Fernández: «Anhelamos volver a jugar de local y visitante»