Lucas Victoriano, entrenador de Instituto de Córdoba, habló en UCU Radio para contar todos los detalles del armado del plantel de cara a la temporada de La Liga 2021/2022. Además, se refirió a la Selección Argentina. Reviví la nota completa con las mejores frases:

«La idea del club es intentar jugar otra final y tratar de ganarla. Me pongo el saco sabiendo que hay hambre y ambición. Ojalá que podamos jugar esa final anhelada por el club y ganarla».

«Estoy muy comento con el armado del equipo, me quedan 3 fichas mayores. El equipo está bien estructurado, pero falta terminarlo. Mariano Fierro se sumaría luego de una competencia internacional en Colombia. Espero poder sumar algún jugador extranjero, para darle un poco más de jerarquía al plantel. Muchas veces me tocan este tipo de situación, al igual que lo que me pasó en Regatas». 

«Hay que adaptarse a la nueva modalidad de vivir con la situación e la pandemia. Nico Romano ya está entrenando con nosotros, después de haber pasado por el COVID».

«Estoy muy contento por la decisión. Muy feliz y con mucha ilusión además del compromiso de siempre de estar en un equipo como Instituto. Ambos nos sedujimos por el hecho de tener hambre de ganar un título. Estoy en un lindo momento de mi carrera. Este cambio hace que tenga la ilusión de disfrutar, pasarla bien«.  

«Córdoba es muy linda, desde que llegué me junté con muchos ex jugadores para hablar de básquet. Me parece una ciudad y un club ideal para continuar mi carrera como entrenador«. 

«San Lorenzo no puede mantener un equipo tan competitivo y lo digo con todo el respeto. Más allá que tiene un gran entrenador y tienen un buen equipo, dejó de ser el candidato principal y eso abre el juego para todos los demás. Creo que todos los equipos se han reforzado bien, continuando con el plantel del año pasado y va a ser una liga muy pareja y de la más pareja a nivel mundial. San Lorenzo fue el dominador en los últimos años, pero en el resto no había certeza de cómo les iría». 

«Estoy contento con los objetivos conseguidos con Regatas. Los equipos de La Liga juegan por distintos motivos la competencia. Ojalá lo pueda hacer en Instituto». 

«Dirigir la Selección debe ser la ilusión de todos los entrenadores. En Tokio el equipo no encontró el ritmo de juego, ni se puso fuerte defensivamente como fue en el Mundial. Lo de Luis Scola fue emotivo y en lo personal siento que fue el último ladrillo que conectaba una generación con la otra. Ahora, empieza un nuevo proceso, no sé si con o sin Sergio Hernández, pero si está claro que el post Luis Scola será diferente en la manera de jugar y en la filosofía. El gen puede ser igual, pero dentro de la cancha se puede jugar diferente. Hay que sentar las bases y fortalecer esos principios deportivos con los que tan bien nos fue en los últimos años. Como jugador el deseo máximo es jugar en la Selección y lo pude cumplir y en todas las categorías. Anhelo ser entrenador de la Selección, hay que estar preparados por si llega esa posibilidad y poder hacerlo de una buena manera«. 

Fotos: Prensa Instituto / Pedro Castillo

Artículo anteriorAgustin «Pipi» Barreiro: «Me gustó el desafío y decidí volver»
Artículo siguienteRaúl Ruscitti: «Es una de las camadas más interesantes del último tiempo»