Santiago González, que se sumará a Argentino de Junín en la primera sede del Súper 20, habló en UCU Radio para contar todo sobre su presente y el regreso al equipo turco, después de su paso por Tokio de Posadas en el Torneo Federal. El pivot, de 37 años, regresará al “Turco”, en el que fue parte de las temporadas de 2010 a 2012, logrando el ascenso a La Liga. Reviví la nota completa y las mejores frases:

«Arreglé mi ingreso para la primera burbuja del Súper 20 con el club. Después si llega el extranjero no sé si continuaré. La dirigencia manejará la situación junto con el entrenador», expresó el pivot, que debutará en el Súper 20 este viernes, a las 21.30, enfrentando a Ferro, en el gimnasio Héctor Etchart.

«Me sumo para aportar mi granito de arena. Con Argentino de Junín vivimos cosas muy lindas, tengo un montón de amigos en la ciudad, fue el último club donde mi mamá me pudo ver jugar. Llegado el momento del llamado contemplé esas situaciones que le tocan el sentimiento a uno», dijo el también ex Salta Basket y San Isidro, entre otros equipos.

«Yo estuve participando del Torneo Federal con Tokio, terminé mi actividad en junio pero seguí entrenando. A mi edad hay que mantenerse en actividad», contó el ex Boca Juniors.

«Cuando me llamaron a fines de noviembre para decirme que se iba a jugar con San Isidro, les dije que por cuestiones personales no iba poder viajar y después apareció la oportunidad de Tokio en Posadas y pude entrenar y también desplegar en mi otra profesión como psicólogo y psicólogo deportivo«, explicó.

«Al jugador le llega un momento donde tiene que comprender que es momento de ceder y tiene que ocuparse también de las personas que tiene al lado y relegar algunas cosas. El duelo del retiro deportivo es muy difícil», analizó

«La competencia te poner en el lugar que tenés que estar. La diferencia en los armados del equipo se tiene que llevar a la cancha. A veces el objetivo es uno y la realidad de la competencia es otra. Pienso que es muy buena esta primera etapa para ver los objetivos que los equipos se trazan con antelación. La psicología del deporte entra en juego cuando sabes que hay una persona detrás del jugador. Hay veces que solo se trabaja con habilidades de mejorar la concentración y otros temas, pero sin querer otorgamos herramientas y quitamos un lugar de escucha importante como la angustia, lo que pasa en el plano personal«, contó y agregó: «Creo que tener a un psicólogo deportivo es una herramienta importante que los clubes deberían sumar, no solo para jugar las competencias, sino para el plantel profesional en general». 

Foto: El Diario de Primera / San Isidro

Artículo anteriorCon 6 argentinas en cancha este sábado comienzan las primeras categorías de España
Artículo siguienteDiego Lo Grippo: «Creemos mucho en el equipo que se armó»