No era muy común en un partido de Atenas en la década del 90 los momentos en los que Marcelo Milanesio y Héctor Campana fueran llamados con urgencia al banco, pero esa situación se dio en un momento muy particular. La orden de Walter Garrone llegó, y los dos jugadores se fueron muy contentos… el divertido comercial con los héroes de Atenas. Miralo acá:

Artículo anteriorZurbriggen y Bressan en su segunda fecha de ACB
Artículo siguienteMarc Latorre, la pasión sin límites