Boca no tuvo concesiones con Ferro y después de un arranque impreciso lo dio vuelta y se lo llevó 97 a 69 ante una buena cantidad de público en La Bombonerita en la noche del lunes.

El partido comenzó siendo controlado casi en la totalidad por el elenco visitante, quien a partir de una defensa bien cerrada cerca de la zona pintada y con buena rotación para las ayudas, incomodó al Xeneize. Ferro corría, llegaba rápido en ventaja y convertía, mientras que Boca no le encontraba la vuelta y Gonzalo García iba cambiando los intérpretes sin encontrarse en el campo de juego. Los puntos de Gallegos y Laterza, este último viniendo desde el banco, hicieron que los de Caballito no solo estuvieran al frente en el marcador, sino que se los notara más cómodo que su rival a la hora de ejecutar.

Hasta que pasando la mitad del segundo cuarto el local encontró su mejor versión: cuatro puntos seguidos de Kevin Hernández para empatar y pasar al frente, un triple de Adrián Boccia más otros dos de Leandro Vildoza (con uno cuando se le iban los ’24 y a 8 metros) levantaron a todo el estadio y Boca produjo la máxima diferencia del partido hasta acá, que fue de 11.

El tercer cuarto comenzó desde el mismo lugar en donde se había quedado: puntos de Hernández y Schattmann para estirar la ventaja y Ferro tratando de recuperar el ritmo que supo tener al principio, pero con un Boca que siguió controlando las acciones y el marcador.

El último período no deja mucho para analizar, el dominio de Boca fue absoluto, alcanzó nuevamente la máxima de 23, Schattmann siguió convirtiendo puntos para terminar siendo el máximo anotador del partido.

Boca le cortó el invicto a Ferro, mantuvo el suyo y este martes nos espera un verdadero partidazo entre el Xeneize y Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia en La Boca.

Artículo anteriorGimnasia, más puntero que nunca
Artículo siguienteInstituto no da tregua en su ciudad