Foto: Marcelo Endelli

Por la cuarta jornada del Súper 20, Platense fue de menos a más y logró su cuarta victoria al hilo en el torneo. Los dirigidos por Alejandro Vázquez cerrarán su participación en la primera etapa ante Boca el jueves.

El conjunto turco salió con toda la energía posible, aprovechando un gran inicio que le permitió escaparse en el marcador, un escenario que los de Junín no vivieron demasiado en esta competencia inicial. Gracias a una intensa tarea colectiva, los dirigidos por Varas sacaron una luz de 10 en el marcador, pero la imagen de Alejandro Alloatti comenzó a crecer en el calamar, acercando a su equipo a cuatro unidades en el marcador. Bien acompañado por Julián Aprea, Platense logró adueñarse de las acciones en el cierre de la primera mitad.

La vuelta de los vestuarios trajo la paridad nuevamente a la historia. En un partido muy cambiante fueron los de Vázquez los que terminaron saliendo beneficiados, alcanzando una ventaja de 17 (86-69) en el cierre del último parcial, una diferencia que podría ser determinante en el encuentro, y así lo fue. Con Aprea y Pais como máximos estandartes, los marrones no le dieron oportunidades a Argentino en el último cuarto, y con un parcial de 23-15 se llevaron la victoria 86 a 73.

El próximo jueves tendremos un interesante duelo de invictos para cerrar esta primera sede del Super 20. Platense y Boca se verán las caras a las 21.30 en La Bombonerita, para determinar qué equipo clasifica con récord perfecto a la segunda etapa del torneo.

Artículo anteriorInstituto sufrió pero venció a San Martín
Artículo siguienteLeonel Schattmann: «Mientras juguemos bien al básquet, vamos a ser un equipo poderoso»