Foto: Marcelo Endelli

Tercera victoria consecutiva para el milrayita, que en su cuarta presentación no tuvo inconvenientes para ganarle a Hispano Americano. En un juego que inició con complicaciones en el estadio, los de Leandro Ramella comenzaron a demostrar su poderío desde el inicio mismo del partido, sacando una ventaja de diez puntos en el primer cuarto. Gracias al trabajo de Bruno Sansimoni en la conducción y al poderío de Thornton en la zona pintada, el conjunto marplatense se apoderó de las acciones, y en la vereda del frente sólo encontró reacción en Mariani, que intentó descontar desde el perímetro.

En el segundo parcial, los de Matías Huarte buscaron otras vías de anotación, y encontraron un buen parcial de la mano de Ducasse y Gómez, pero se encontraron con una gran tarea de Federico Marín en Peñarol, que condujo a los pibes (Monacchi, Valinotti y Franco) para estirar la ventaja máxima a 17 (55-38) en el cierre de la primera mitad.

En el segundo tiempo, Ramella aprovechó la ventaja (que llegó a ser de 25 a su favor) para comenzar a rotar el equipo, dando tiempo de descanso a los mayores, lo que fue aprovechado por Matías Huarte para descontar a 11 (89-78) a seis minutos del final, pero fue cuestión que Marín y Thornton volvieran al rectángulo de juego para que la ilusión del equipo del sur desaparezca, con un parcial de 18 a 5, los de Mardel terminaron de sellar el partido, sumando su tercera victoria en cuatro presentaciones en el inicio del Super 20.

Artículo anteriorNi el Eleftheria, ni el Campobasso, pudieron conseguir la clasificación a la Eurocopa
Artículo siguienteOberá rompió la sequía ante Quimsa