La temporada 2021-22 comenzó de una manera interesante para los Milwaukee Bucks ya que su primer partido de pretemporada en el FedExForum en Memphis terminó después de tres cuartos, cuando los últimos campeones perdían 87-77 ante los Grizzlies, debido a una alarma de incendio que se encendió, forzando la evacuación de fanáticos y jugadores.

Aparentemente la activación de la alarma no fue intencional, pero poco más de una hora después de la evacuación, la NBA suspendió el juego citando la seguridad de los jugadores y los espectadores que estaban en el estadio.

Artículo anteriorLos Lakers le retirarán la camiseta a Pau Gasol
Artículo siguienteSe definieron las 12 Lobas para el Sudamericano