Terrence Williams, uno de los líderes, en un juego de pretemporada para los Pistons (Foto: SB Nation)

El mundo de la NBA no está exento a que los deportistas aprovechen el nombre que se hicieron dentro de las canchas para aprovecharse de eso fuera de ellas, y en esta oportunidad casi una veintena de deportistas que supieron pasar por ahí hasta hace algunos años vean eso como una ventaja contra el resto.

En las últimas horas se dio a conocer que 18 ex basquetbolistas están involucrados en un caso de fraude en un plan de salud y bienestar relacionado a la liga, y fueron acusados en un juzgado de la ciudad de Nueva York. En este caso, en el que también se los acusa de conspiración para cometer el delito, lleva a una cifra cercana a los cuatro millones de dólares obtenidos de manera ilegal.



En la lista de las 19 personas involucradas, la única de ellas que no es ex jugador es la esposa de Tony Allen, quien también está incluido en la causa penal. Según los reportes, Terrence Williams es el «jefe» de la banda de la que también forman parte Glen Davis, Jamario Moon, Sebastian Telfair, Anthony Wroten, Antoine Wright y Shannon Brown, entre otros.



Williams fue quien inició las acciones fraudulentas hace varios años y fue reclutando a los diferentes jugadores del plan de salud de la NBA para unirse a él en su accionar de facturaciones truchas y así empezar a obtener el dinero. En las próximas horas se llevará a cabo una conferencia de prensa en el juzgado neoyorkino para dar más precisiones del caso.



Artículo anteriorConocé NBA Lane, el corto que recorre los 75 años de la liga
Artículo siguienteAbsorber y manejar la presión: no para cualquiera