Facundo Zárate, que anunció su retiro de la actividad profesional después de 13 años, habló en UCU Radio para contar todos los detalles de su decisión, tras jugar en el Basket Caorle de Italia y en la Liga Nacional de Argentina con Ferro, Argentino, entre otros. La pandemia fue un antes y un después en la vida de muchos y también en la del ex base, que busca un nuevo camino en el crecimiento personal. Reviví la nota completa y las mejores frases:



«Hace dos semanas tomé la decisión. La temporada pasada en Ferro y con lo intenso que fue el año, empece a cansarme un poco del profesionalismo. Viajé a Italia a jugar una liga semi profesional porque todos trabajan a la par de jugar y se jugaba una vez por semana. Los primeros días estuvieron bien y después empecé a sentir un desgano y no tenía ganas de ir a jugar«, dijo el ex Ferro, Argentino, Ciclista y Lanús, entre otros equipos.

«Me di cuenta que no estaba disfrutando lo que estaba haciendo. Me respeté y me escuché. Compartí la noticia con mi entorno, causó sorpresa en mi familia y mis compañeros, pero la verdad que el club se portó muy bien. Más allá de las opiniones externas, estoy tranquilo con la decisión que tomé. El trabajo que se hace como jugador conlleva mucha energía física y mental. Empecé a hacer un montón de cosas que me gustaban y el básquet fue perdiendo su lugar. Es parte de la evolución de cada uno», comentó el base de 1.91 metros. 



«En la pandemia comencé a hacer un trabajo profundo de crecimiento personal. Sanar las heridas, que tiene uno como persona, es lo más importante para poder crecer y evolucionar. Con el tiempo comencé a tomar herramientas que desconocía, como la meditación, el coaching, etc. No resonaba yendo a entrenar y a competir, no tenía ganas de jugar y me di cuenta que no podía combinar las dos cosas. No todo el mundo está apto o abierto para sanar, lo comparto porque a mí me hace sentir bien. La vida me fue cambiando y me siento bien«, expresó el ex base.

«Me quedaré en Italia unos meses y después en Capital Federal. Quiero trabajar y viajar a la par. Tengo el pasaporte europeo y puedo volver. Quiero aplicar las herramientas que conocí en el deporte, me parece importante para el crecimiento de las personas. Me gustaría inculcar lo que aprendí a ex colegas. Es importante conocerse más y también pensar en qué puede hacer un deportista después del retiro. Antes de la pandemia no me gustaba más que jugar al básquet y cuando fui sanando y conociéndome me di cuenta que me gustan muchas otras cosas. El profesionalismo es lindo, pero es corto. La vida sigue y me parece un tema muy importante. Hoy en día online podés hacer lo que queres«. 



«Haber vivido a través del básquet profesional fue un privilegio. Me siento un bendecido de poder haber viajado y jugado en La Liga Nacional. De chico tenía mis ídolos como el «Pichi» Campana y después pude lograr ese sueño de jugar. Estoy super agradecido a esas experiencias y me quedo con mucho cariño de la gente». 

 

 

View this post on Instagram

 

Una publicación compartida de @facuzarate



Artículo anteriorJuan Pablo Vaulet: «En el AEK siempre hay que tratar de ganar y estar lo más arriba posible»
Artículo siguienteDuelo argentino en semifinales del Paulista