Poco le importó a Atenas no tener chances de clasificar a la próxima fase del Super 20 y le ganó a Instituto 87 a 78 con un partidazo del juvenil Mauro Araujo y de Latraius Mosley y puso más picante la definición de la Zona A1.

Con un segundo cuarto defensivo brillante, el Griego empezó a construir su victoria producto de una mayor intensidad inyectada por su media cancha, algo que terminó siendo un común denominador en todo el juego.

Cada vez que la Gloria intentaba algo, Atenas le salía rápido de contra y, cuando no pudo, terminó convirtiendo de 3; Esta fue otra de las grandes virtudes del conjunto de Sebastián Saborido, con un 13-28 desde 6.75 en los 40 minutos.



Bien vale dedicarles un párrafo a los citados en el principio de esta crónica. El pibe Araujo volvió loco a quien se le pusiera adelante, fue para adentro y si no anotaba, descargaba a tiempo, pero lo del chico de 18 años hoy fue superlativo: 20 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias para un ¡30 de valoración!

Y Mosley fue el Mosley que conocimos en Libertad la última temporada. Ese que no necesita sistemas para anotar, que se genera muchísimo solo y que, para este Atenas, va a ser fundamental toda la temporada.



Artículo anterior¡Volvé a mirar La Naranja en Números!
Artículo siguienteBoca metió la octava ante Hispano