El equipo de G-League afiliado a los Minnesota Timberwolves lleva un arranque de temporada perfecto con tres triunfos en igual cantidad de presentaciones y esta noche derrotaron a los Grand Rapid Golds (afiliado de los Nuggets) por 124 a 109 con una más que interesante participación del cordobés.



El ex Barcelona cerró el encuentro como uno de los máximos anotadores del su equipo al anotar 22 puntos, con 5/9 en triples, 3/8 en dobles y 1/1 en libres. Además sumó a su cuenta personal cinco rebotes, cuatro asistencias, dos robos y una tapa en 34 minutos para un +- positivo de 19. Junto con McKinley Wright IV fueron los que más minutos de acción vieron, siendo este último el goleador de los Wolves con 30 unidades.

El próximo compromiso para el conjunto de Iowa será este miércoles a partir de las 21:30h (hora argentina) cuando reciban nuevamente a los Golds en el último juego antes de salir a su primera gira de la temporada por Detroit, Cleveland y Fort Wayne. Actualmente se ubican en lo más alto de la tabla con un récord de 3-0, donde comparten el lugar con otros seis equipos que aún no conocen la derrota: Texas Legends, Agua Caliente Clippers, Raptors 905, Rio Grande Valley Vipers, Wisconsin Herd y South Bay Lakers.



Artículo anteriorObras rompió el maleficio en Corrientes
Artículo siguienteCon doble suplementario incluído, Quimsa bajó a Boca