(Foto: Quilmes)

Los Juegos Olímpicos de Tokio en julio del 2021 fueron la última competencia oficial para Luca. Luego de eso formó parte de la Summer League con los Knicks, pero su participación fue breve ya que debió pasar por el quirófano para sanar la lesión que tenía en el pie derecho.

Luego de eso llegó el turno de empezar con la recuperación, la cual la pudo llevar a cabo en Vitoria hasta que fue el turno de regresar al país para disfrutar de las fiestas junto a su familia y amigos. Y como no podía ser de otra manera, Quilmes le abrió las puertas nuevamente para que pueda seguir trabajando y pueda estar cuanto antes en las canchas.



Con la posibilidad de contar con uno de los grandes jugadores que surgieron de la institución, Eduardo Domine (director deportivo del club) declaró : «Feliz de Tener a Luca en el club, haciendo la recuperación, es tremendo poder verlo en el club. Lo veo cada día mejor, enfocado y concentrado en su puesta a punto y verlo trabajar junto a luis Fernández en el Jose Martinez o en el Villar es un plus en este 2022 que estamos de festejos por los 100 años de nuestra institución. Agradecerle a Luca por elegirnos para volver con toda la energía. Está en su casa».

Luca Junto a Dominé (Foto: Quilmes)
Artículo anteriorTiago Splitter: «Si sé algo de baloncesto es porque vi a Scola»
Artículo siguienteDerrota del Barça en Euroleague