La ansiedad en Gimnasia en el arranque le dejó el camino abierto a un San Martín que lo capitalizó y se escapó 9-2 de la mano de Emiliano Basabe (5 puntos) en casi tres minutos, lo que obligó a Martín Villagrán a pedir tiempo muerto. Y casi siempre que se sale del mini descanso, se aprovecha. Esta vez con ráfaga de 5 puntos vía triple de Sebastián Vega y un doble interno de Yoanki Mencia. El juego de rachas los empujó otra vez a los correntinos a una diferencia de 13 (20-7) comandada por Gastón García y Matías Solanas que fue cortada por un triple de Facundo Vázquez. Breve reacción final con un robo de Vázquez y una definición de Agustín Barreiro para el local, igualmente la visita se llevó el primer parcial 23-14.

Los de Diego Vadell mantuvieron la ventaja de 10 durante 3 minutos. Otra vez Villagrán pidió hablar con los suyos y tras el tiempo muerto dos libres de Barreiro y un doble del cubano Mencia volvieron a traer a los locales a 6 (27-21). No cambió mucho el desarrollo del segundo cuarto. Gimnasia cerró el parcial 19-13 arriba con una conversión en la última jugada de Marcus Elliott, pero San Martín seguía arriba en el marcador 36-31.

El tercer cuarto tuvo una intensidad fantástica durante los 10 minutos. Gimnasia presionaba con los triples de Sebastián Vega y los rompimientos de la media cancha con Orresta/Elliott. San Martín tuvo en Fabián Ramírez Barrios (10 puntos y 2 triples) para comandar la ofensiva visitante. Dos libres de Diego Romero acercaron el marcador, pero igualmente los correntinos cerraron el tercer parcial 60-58.

El conjunto de Vadell volvió al ruedo con una racha de 7-0 para iniciar el último cuarto y otra vez Villagrán a hablar con los suyos. Pero Gimnasia no pudo reaccionar y arrancó con un traspié los cuartos de final.

Fabián Ramírez Barrios fue el goleador de San Martín con 27 puntos (5/7 en triples), mientras que Leonardo Mainoldi aportó 16, Emiliano Basabe tuvo un buen arranque y terminó con 13 puntos. En los de Comodoro Rivadavia, Yoanki Mencia sumó 18 puntos más 13 rebotes, en tanto Sebastián Vega también aportó 18 unidades y Agustín Barreiro trajo 16 desde el banco.

La serie se queda en Comodoro Rivadavia donde ambos equipos se enfrentarán el próximo jueves en el partido 2.

Artículo anteriorA partir de sus extranjeros, Quimsa le ganó a Oberá
Artículo siguienteLlame ‘Scha’ttmann para sacar ventaja