Los jugadores de Peñarol de Mar del Plata, Bruno Sansimoni y Federico Marín, hablaron en UcU Radio sobre la serie ante Boca Juniors, la victoria a domicilio y el cuarto juego que puede definir su continuidad en la competencia o no.

La nota con Bruno Sansimoni completa la podes escuchar acá:

«Estamos aprovechando a descansar un poco después de lo que fue ayer. La clave estuvo en la defensa, en los partidos anteriores nos anotaron mucho».

«Nose cual será la explicación del porque la localía no afecta tanto, pero esperemos que mañana siga así. Boca es un equipo tremendo con muchas opciones en muchas manos, que no le podés dar ninguna ventaja porque te castigan. Tenemos que estar concentrados los cuarenta minutos, tanto atrás como adelante».

«Nosotros, en líneas generales, vamos a seguir con la misma idea: estar fuertes atrás. Despues, cuando revemos el partido, hay detalles para corregir. Al ser una serie que jugas muy seguido con un equipo nos conocemos y el partido se vuelve más trabado».

Acá podes escuchar la nota con Federico Marín:

«El secreto estaba en llevar el ritmo de juego y mantener la intensidad defensiva. El equipo está muy mentalizado y solidario cuando tenemos errores defensivos. En los primeros juegos cuando pudimos sacar ventaja y no lo hicimos, también por mérito de Boca, y no mantuvimos la localía, pero vinimos acá con la ilusión de clasificar».

«Boca tiene un equipo muy largo, de grandes jugadores, no creo que un equipo de Gonzalo y con el equipo que tiene vaya a bajar los brazos. Nosotros también tenemos una ficha menos y no bajamos, no es una excusa. Era muy probable que la serie sea así, porque en la fase regular nos ganaron en Peñarol y los chicos ganaron un partidazo acá en La Boca».

«Es fundamental tener buena conexión con tus compañeros porque la liga es muy larga. Son de los mejores grupos con los que me tocó compartir, se me hace muy fácil el día a día. Sinceramente te dan ganas de ir, entrenar y quedarte. El equipo está comprometido. Pasó durante todo el año que el entrenador se iba y se quedaban ocho o nueve chicos tirando».

Foto: Marcelo Endelli.

Artículo anteriorLos Topos no pudieron en el debut
Artículo siguienteTres partidos cierran la semana