PHOENIX, AZ - MAY 2: (Photo by Michael Gonzales/NBAE via Getty Images)

Aumentando sus niveles defensivos y encontrando más vías anotadoras que hasta acá no habían fluido, los Mavericks le ganaron 103 a 94 a Phoenix y ahora la serie está 2-1 para los de Arizona.

Una vez más, los de Jason Kidd fueron liderados por Luka Doncic con 25 puntos, 13 rebotes y 9 asistencias pero esta vez el que levantó y se puso espalda con espalda junto al esloveno fue Jalen Brunson: 28+4+5. Otro que levantó en este tercer juego fue el ex Knicks, Reggie Bullock, terminando la noche con 15 unidades y 3 robos.

Por el lado de los Suns, si bien el quinteto inicial sumó en doble dígito (Crowder 19, Booker 18, Ayton 16, y CP3 más Bridges 12), en ningún momento pudo ser lo duro en la faceta defensiva que suele, y puede, ser. Y esta vez lo pagó carísimo.

Este domingo 8, a las 16.30 y de nuevo en Dallas, se jugará el cuarto partido de esta llave.



Artículo anteriorSan Martín se puso match point
Artículo siguienteLa WNBA repite indumentaria en el 2022