MEMPHIS, TN - MAY 11: (Photo by Joe Murphy/NBAE via Getty Images)

A casi 24 horas del hecho, no es noticia la aplastante victoria de Memphis sobre Golden State por 134 a 95. Sin embargo, desde UcU te vamos a explicar porque se dio un resultado tan abultado aún con la ausencia de Ja Morant.

Existieron tres grandes factores que desencadenaron esta victoria: La efectividad desde el perímetro, la cantidad de robos/pérdidas y el buen nivel de Tyus Jones -reemplazante de la estrella de Grizzlies-.

Memphis cuenta con una interesante cantidad de jugadores jóvenes talentosos y, entre ellos, la figura de Morant se destaca enormemente. Paradójicamente con su ausencia se vieron fortalecidos en el juego colectivo.

Cuando Morant estuvo en cancha metió una grosera cantidad de puntos -incluso en los últimos partidos mejoró sus promedios en dobles y, sobre todo, triples-, pero las ofensivas se centraron casi exclusivamente en él.

En la serie contra Golden State, cuando Ja jugó, solo en 2 ocasiones al menos un compañero superó los 15 puntos (Jaren Jackson Jr. con 33 en el primer juego y Bane en el juego 3, con 16 puntos).

Sin su estrella, Los Grizzlies se vieron obligados a buscar opciones. Tanto Tyus Jones como J. Jackson y Bane dieron un paso adelante y lograron suplir las obligaciones de Morant.

En el costado defensivo, en los 3 partidos con el MIP -jugador más mejorado- en pista, el equipo sumó 47 jugadas exitosas (recuperos o tapas), mientras que en dos partidos sin él, sumaron 37. Esto nos daría 18.5 por partido sin JA y 15.6 con él.

En el partido jugado el día de ayer, la diferencia de efectividad en el triple sorprendió a más de uno. Golden apenas logró el 35.9% de efectividad, el 8% menos que su rival.

Otro factor fundamental para la abultada diferencia que se dio entre los juegos fue la gran ventaja que sacó Memphis en las recuperaciones, consiguiendo 9 más que Los Warriors. Además de los 22 balones perdidos por parte del azul y amarillo contra los apenas 9 de Los Grizzlies.

Claramente la falta de efectividad en todos los aspectos de juego por parte de Golden State fue su sentencia de muerte, pero no hay que quitarle valor a Memphis para que esto sucediera.

Jugadores de la talla de Curry, Thompson, Wiggins o Green, no se equivocan si el rival no busca forzar el error. En un equipo golpeado anímicamente por la lesión de su máxima estrella, esta reacción es sorprendente y admirable.

Si bien los claros candidatos siguen siendo Los Warriors, Memphis no pierde las esperanzas de dar un batacazo en el juego 6. Aunque para lograr que Curry vuelva a quedar por debajo de los 15 puntos habría que repetir un juego casi perfecto y rezar mucho.

Nota: Manu Pérez
Instagram: Manuperez_24
Mail: manuelignacio_p@hotmail.com

Artículo anteriorMarcos Saglietti: «No es agradable jugar esto, no te divertís y es difícil»
Artículo siguienteUn contundente Miami es el primer finalista del Este