Foto: Media Center ACB

En una jornada llena de mucha emoción, el Real Madrid luchó hasta el final para llevarse el juego ante el Baxi, para firmar su clasificación a las semifinales de la máxima categoría de España. El conjunto merengue se llevó el encuentro 83 a 74, barrió los cuartos de final 2 a 0 y ya se encuentra entre los cuatro mejores del torneo, y espera por su rival entre el Valencia y el Baskonia.

Gabriel Deck volvió a tener un rol determinante en el juego, siendo el segundo máximo goleador del equipo, con 14 puntos (con 2/4 en triples, 2/4 en dobles y 4/4 desde la línea de libres), 4 rebotes y 2 robos en 24 minutos en cancha,, totalizando 16 de valoración. Yabusele, con 16 unidades, fue el anotador más importante del equipo de Pablo Laso.

En Manresa, Juan Pablo Vaulet colaboró con 4 puntos (con 0/1 en triple y 2/2 en dobles) y 3 rebotes en 21 minutos en cancha. Thomasson y Bako, con 16 unidades cada uno, fueron los más importantes en el sector ofensivo.

Pero en el Baxi todo quedó de lado, desde el resultado hasta la misma eliminación cuando fue el turno de Rafa Martínez de ir hacia el banco por última vez. El histórico jugador había anunciado su retiro de la actividad profesional y, en ese momento, el clima del Pabellón Nou Congost se transformó en un homenaje. Con todos los presentes en pie, desde el público hasta los rivales, aplaudieron al jugador de 40 años que llenó su carrera de logros. Con las manos en alto, y los ojos llenos de lágrimas, el cuarto triplista de la ACB dijo adiós.

Artículo anterior47 puntos de Butler para llevar a Miami a un séptimo juego
Artículo siguienteEl Franca de Scala se adelantó en Brasil